Calle Ribeira Sacra: el final de Novo Mesoiro - Pateando A Coruña

Calle Ribeira Sacra: el final de Novo Mesoiro

Calle Ribeira Sacra. Comienza en la avenida Novo Mesoiro y termina en la calle Fragas do Eume. 500 metros. 35 números. 15190.

La calle Ribeira Sacra, que empieza y termina en rotondas, abrió en 2006 y fue de las últimas en ser recepcionadas dentro de esta nueva ciudad de Novo Mesoiro que comenzaba a emerger en un monte de Feáns. Durante varios años, la vía se conocía como la Calle Seis, o la de los edificios de Fadesa, de la Xunta o de Pose López. Fueron los vecinos los que decidieron, por votación popular, dar el nombre de espacios naturales a las calles de su barrio. 

Ribeira Sacra toma su nombre del impresionante espacio que se abre entre Lugo y Ourense sobre los ríos Miño y Sil. Y a ella la acompañen las Fragas do Eume, Os Ancares o las Illas Cíes. No se parece mucho al paraíso natural de Lugo y Ourense, pero algo de verde, frente a los imponentes edificios, tiene esta ventilada vía que se sitúa en uno de los extremos del barrio.

Doble fila y solo un bus

Zona 30 para el tráfico, la calle Ribeira Sacra tiene mucho de vivienda y poco de comercio, aunque una panadería, una farmacia y un bar surten las necesidades más básicas de los vecinos, que al menos tienen aquí la oficina de Correos. Son los suficientes locales como para que, habitualmente, un carril quede inhabilitado por la doble fila, aunque a unos metros haya sitio libre para aparcar.

Estamos en el barrio con más natalidad de Galicia, y para los niños se abren parques infantiles, al principio y al final de la calle. También, una amplia zona verde en cuesta, semioculta detrás de la barrera vegetal que protege a la calle de los ruidos de Pocomaco.

En esta zona alta se ve el polígono industrial e incluso el mar, aunque para llegar hasta allí hay que coger el inevitable coche o planificar con paciencia la ruta en bus. Solo la línea 21 llega a esta parte de Novo Mesoiro, lo que obliga, muchas veces, al trasbordo. 

Problemas de convivencia en vías de solución

La calle Ribeira Sacra ha salido varias veces en las noticias, por cuestiones de convivencia. Uno de los bloques de edificios fue construido por la Xunta, y alberga 160 viviendas de promoción pública.

Viviendas okupadas, robos en los trasteros o desperfectos en las zonas comunes son algunas de las situaciones que cuentan los vecinos de los portales 15 al 21, en los últimos años. Por lo menos, la situación ha empezado a encarrilarse con la expulsión de los más conflictivos. 

Una comunidad muy activa

A los vecinos de Novo Mesoiro no les tiembla el pulso para pedir cosas. Muy activos en redes, difunden en foros, blogs o chats cuestiones del barrio o se organizan en manifestación cuando es necesario.  Nos resumía las demandas la presidenta de la Asociación de Vecinos, Mónica Calvo: 

Continuar con el corredor verde que separa esta zona de Fragas do Eume, un mejor mantenimiento o tener, por fin, un centro escolar son algunas de las demandas de una calle que, como el barrio, reclama la atención que merece aunque esté en una esquina de A Coruña.

0 0 0 0