Calle Gaiteira: quedamos en la peatonal - Pateando A Coruña

Calle Gaiteira: quedamos en la peatonal

Calle Gaiteira. Comienza en la calle Puente y termina en la avenida de Oza. 66 números. 200 metros. 15009. Pateamos por una viva y animada conexión peatonal entre barrios

El nombre de A Gaiteira se remonta a cuando este barrio pertenecía al concello de Oza y una de las fronteras naturales con el municipio de A Coruña era el río Monelos. Se dice que era una mujer la que custodiaba el puente que salvaba el cauce del Monelos en este barrio, y que esta guardesa era aficionada a la gaita. De ahí este topónimo de tanta sonoridad que pervive pese a que en 1912 los concellos pasaron a fusionarse y que el Río Monelos hoy en día discurre bajo tierra.

En A Gaiteira, ahora, las riadas son de gente que utiliza diariamente la calle peatonal para llegar desde Os Castros, Castrillón o la Ronda de Outeiro hacia el Corte Inglés o Cuatro Caminos. Una zona bulliciosa pero a la vez tranquila, de encuentro entre amigos en sus bares, el negocio rey de esta vía. 

  

A Gaiteira comenzó a desarrollarse con fuerza en los años 40 y 50 y se pobló con las industrias asociadas al crecimiento del barrio, como la Fábrica de Tabacos, la Estación del Norte o la conservera. Y el número 1 solo sobrevive en la teoría, porque en el Catastro lo ocupa un bajo comercial de Río Monelos.

Del Corralón a la via peatonal

Sobre el terreno la calle se empieza a contar desde un solar vacío frente al número 24. El otro descampado, un poco más adelante, corresponde a los últimos vestigios de lo que se conocía como Corralón de A Gaiteira.

En el siglo XIX el Corralón de A Gaiteira ocupaba una gran extensión de terreno en la que se construyó el campo deportivo en el que debutó un equipo que quizás te sea familiar: el 8 de diciembre de 1906, el Deportivo de La Coruña jugó aquí su primer partido contra el Sporting Coruña. En los años 30 el espacio desaparecería y sería ocupado por viviendas, y los últimos ranchos que estaban en A Gaiteira fueron derribados hace unos pocos años por su estado ruinoso. Enfrente estuvo el Cine Ideal, abierto entre el 1930 y el 1971. Todo es parte del pasado que rememoran los vecinos que todavía recuerdan cuando por A Gaiteira pasaban coches.

Muchos conocen esta calle como la “peatonal de A Gaiteira”, aunque en la placa nada ponga sobre la forma de movilidad. Pero sí es cierto que 1998 supuso un antes y un después en la vía de la que hoy hablamos, con la restricción del tráfico rodado que copaba el espacio disponible. Desde entonces, ha sido remodelada tres veces, la última en 2013. Hay quien habla ya de una cuarta reforma entre las demandas en las que “limpieza” es una de las palabras más repetidas.

Y no será porque no se conozcan las necesidades de A Gaiteira de primera mano: no es infrecuente ver en esta calle al alcalde, Xulio Ferreiro, otro vecino del barrio. Antes que él pasó por aquí el ex-regidor Francisco Vázquez, quien tras su etapa como embajador en el Vaticano se reincorporó a su puesto en Inspección de Trabajo en unas modernas oficinas que no existían hasta 2007 y que están envejecidas por los grafitis.

Barrio dinámico y familiar 

La Sociedad Recreativa A Gaiteira o el club Galicia Gaiteira, donde comenzó en el fútbol el deportivista Pedro Mosquera, son algunas de las históricas entidades del barrio.  En el local social del equipo se reúnen diariamente con sus amigos Manuel Touza y Luis Canosa, historia viva del barrio. Con ellos hablábamos en COPE Coruña: 

Desde 1976 la música del barrio la ponen Os Gaiteriños, agrupación folclórica que tiene su sede en la calle José González Chas, paralela a la peatonal

.
En este local suenan gaitas, pero también las voces de la coral, dirigida por José Luis Galán, que ensayaba asi una de las piezas de su maestro, el músico Xosé Casal. 

Sonidos para un barrio de importante arraigo asociativo, que tiene su centro en esta calle Gaiteira de constante flujo diario. 

0 0 0 0