'CHICA DE CAMPO', MEMORIAS DE EDNA O'BRIEN - Libros a pie de calle
Portada de 'Chica de Campo'

‘CHICA DE CAMPO’, MEMORIAS DE EDNA O’BRIEN

No hay vida que no sea interesante, aunque los anhelos de unas estén a un abismo de los de otras. Unas esperan la fugaz visita de Pepito un sábado por la noche y otras aspiran a recibir a un inesperado invitado como Paul Mcartney. Es el caso de esta peculiar escritora irlandesa, Edna O’Brien que, otra cosa no, pero tiene mucho tino a la hora de escribir. De entre todas las citas que podía haber elegido de Kafka para incluir en esta obra que brota de su vida seleccionó la que, para mí, mejor definen sus memorias: “Un libro debe ser el hacha que quiebre los mares helados que hay dentro de nosotros”.

Porque con este libro me ha pasado algo parecido que al leer ‘Éramos unos niños’, de Patti Smith; que de paso recomiendo porque es otra aventura. Ganas y más ganas de descubrir cualquier cosa relacionada con ella. Nunca había leído nada de Edna O’Brien, la conocía vagamente de oídas. Ahora ya solo quiero estudiar sus obras para analizar todos los secretos que cuenta sobre ellas en ‘Chica de campo’. Sus memorias contienen pasajes que podrían encajar en las propias, salvo aquellos momentos en que una puerta se entorna y asoma Marlon Brando.

Dice Anne Enright que Edna es “la gran superviviente de unas fuerzas que silenciaron y destruyeron a quién sabe cuántas otras escritoras irlandesas”, pero avanzas en la lectura y piensas que lo curioso es que ella también haya sobrevivido. Su pasión por la lectura siempre fue criticada en su propia casa, Drewsboro, pero su pasión por la escritura, considerada un camino de perdición, fue censurada por todo un pueblo, su pueblo. Un pueblo al que ama pero al que a la vez repudia.
 

Una vez, un insecto, un mosquito pequeño, salió de la página central y yo di un salto de terror, como si me hubiera trasladado a Drewsboro y sus alrededores

 

Además de la forma en que nos habla de su vida, lo que realmente engancha son los personajes míticos que inundan sus recuerdos. A dos ya los he mencionado pero se suman Jackie Onassis, Jane Fonda o Sean Conery. Citas a grandes obras de Chejov, Hemingway, Laing, Thomas Mann o Baudelaire. Viajes a Inglaterra, América o España. Y personajes históricos de Irlanda como Red Hugh O’donnel. Y menciono este último, probablemente desconocido para muchos fuera de esas fronteras, porque a mí, gallega y con familia betanceira, me sorprendió descubrir que, un hombre que lideró la guerra de los Nueve Años entre ingleses e irlandeses, estuvo exiliado en España y visitó ¡la torre de Betanzos!

‘Chica de campo’ es un relato que comienza con las travesuras de una niña pequeña que nos trasladan a la más tierna infancia, a veces no tan tierna. El recuerdo de un padre alcohólico y todos aquellos que la unen a su madre a pesar de las adversidades (“la madre que yo tanto quería y a la que solía prometer que me moriría en el preciso instante en que muriera ella”). Sus años de escuela y su intento por ganarse la simpatía de su maestra; una obsesión que nos brinda grandes momentos de humor.
 

Otro día me mandó al pueblo a por dos peniques de longaniza (…) De una bandeja cubierta por una telilla el hijo del carnincero sacó unos restos de carne que debían reservar para los perros (…) En claro se produjo una hilaridad general. La maestra me había mandado a por dos peniques de tiza. Me obligó a ponerme delante de la chimenea con el papelón de carne sanguinolenta abierto para que todos lo vieran

 

Desde las primeras historias de Edna, que proceden de las cajetillas de tabaco, de las imágenes que en ellas se imprimían, hasta su primer libro ‘Chicas de campo’. Sus aventuras de amor, que conseguirán hacerte enfadar por la penosa calidad moral de los hombres con los que se topa. Especialmente la de su marido Ernest Gebler que tuvo el valor de intentar minar su afición por la escritura, aunque sin resultados.

Todo esto y mucho más es lo que vas a descubrir en ‘Chica de campo’, la vida de Edna O’Brien, la vida de una escritora que luchó contra todo hasta culminar la publicación de decenas de libros. Muchas veces saliendo del camino y volviendo a encauzar el rumbo. Más de 400 páginas que enganchan y que hacen que, al terminar, conozcas un poquito mejor a esta escritora irlandesa.
 

Portada de Chica de Campo
 

Autor: Edna O’Brien

Editorial: Errata Naturae

Fecha de Publicación: 2018

Número de Páginas: 420

Precio: 22 €
 

¡A leer!

0 0 0 0