La semifinal verde - Con Basket si hay paraíso

La semifinal verde

Solventados los trámites de primera ronda en un pis pas, Milwaukee y Boston, dos equipos que tienen un verde identitario van a disputar la primera semifinal de la conferencia Este. Son dos de los mejores equipos de la NBA, el mejor de la fase regular el equipo de Antetokounmpo, la eclosión histórica de un jugador que no ha parado de crecer desde su llegada al estado de Wisconsin y que es el jugador del momento, el jugador total, el que da la sensación de que nada puede detenerle, ni moral ni físicamente hasta la victoria final. Luego ocurrirá o no,pero cuando ves al fenómeno griego ésa es la sensación.
Claro que ahora se va a encontrar con un muro, Boston Celtics, que con idéntica solvencia (4-0) se ha deshecho de su rival en primera ronda, Indiana Pacers. Apenas han tenido que emplearse a fondo ambos equipos, se han administrado, han ganado cuando han querido a Detroit en el caso de Milwaukee e Indiana en el caso de Boston.

Dos rivales que no han pasado de la categoría de sparring, que no han sido obstáculo para dos de los equipos más potentes de la NBA. Detroit podríamos convenir que bastante ha hecho metiéndose en playoffs, lo que habla de un buen trabajo de su entrenador Dwane Casey, y que ha pagado los problemas físicos de su estrella, Blake Griffin. Decepcionante no haber visto más a José Manuel Calderón cuyo futuro es una incógnita. Esperábamos más protagonismo para el de Villanueva de la Serena, que es cierto que tiene una edad, 37 para 38 años. No sabemos si son sus últimos minutos en la NBA, depende de su mente y de su cuerpo y luego de lo que le ofrezcan, está con el mejor entrenador posiblemente para su última etapa porque le conoce bien. Asumamos que a los miembros de nuestra gran generación les va llegando la hora de colgar las zapatillas, poco a poco, inexorablemente, según las leyes de la impermanencia, qué es sino la vida.

Si acaso quien ha decepcionado más en esta primera ronda ha sido Indiana Pacers, que tras una gran liga regular se ha comportado como un equipo menor en la eliminatoria ante Boston, es cierto que sin su estrella Oladipo, pero sin él también jugaron gran parte de la temporada regular.  Indiana jugó sin ninguna confianza, con poco argumentario ofensivo y lo que es peor dado su adn, con poca efectividad defensiva. No sorprende que pierdan la eliminatoria, sorprende que ni hayan podido tutear a su rival, ni una victoria, un rosco en toda regla el que se han llevado de los Celtics, que en Indianápolis en el cuarto partido se dedicaron a temporizar,a ir tirando, y cuando creyeron oportuno en el último cuarto dar el acelerón lo hicieron, para sentenciar. Incluso el lituano-malagueño Domantas Sabonis ha estado peor en playoff que en liga regular. Para el recuerdo eso sí el mate de Myles Turner, atronador.

Y llegada esta semifinal verde de altos decibelios, o al menos de eso tiene pinta, con la incógnita de si llegaremos a ver a Pau Gasol y cuándo. Pau Gasol no merece acabar la temporada de esta forma, como en el caso de Calderón cuesta asumir ese paso del tiempo. Miramos a Pau Gasol aún con los ojos del pasado, y no nos damos cuenta de que su cuerpo va siendo otro. No es que rinda mejor o peor cuando juega, que en San Antonio jugaba poco (es su peor año NBA con diferencia) y aún apenas le hemos visto con Milwaukee por culpa de una lesión, es que los achaques cada vez le dejan menos. Eso es en el deporte el paso del tiempo. En lo que antes recuperabas antes ahora tardas más, donde no habías tenido un problema ahora aparece, y así.

Por ello haber visto los últimos días de Nowitzki con 41 años todavía haciendo cosas del Nowitzki de toda la vida, o ver a Vince Carter con 42 es tan meritorio. Pau va para 39. Le esperamos. Cuanto más lejos lleguen los Bucks más opciones de ver al de Sant Boi, el sueño es tener opciones de tercer anillo y contribuir a conseguirlo, por ello es probable que Pau estire todos los plazos hasta estar seguro de poder jugar y no romperse. ¿Se imaginan una final del Este Pau Gasol-Marc Gasol? qué fuerte ¿no? pues eso podría ocurrir.

Pero no nos adelantemos, detengámonos en esta semifinal del Este que van a afrontar Milwaukee y Boston, esta vez factor cancha a favor de los Bucks. Antes la pelea era por ver quién desafiaba a Lebron James en el Este, ahora sin ese gran obstáculo, los candidatos del Este salivan y ven su oportunidad para llegar a la lucha por el anillo. Será una eliminatoria de grandes emociones, porque ambos son equipos físicos defendiendo, con dos especialistas en el banquillo como Stevens y Budenholzer. Boston multiplica el esfuerzo no sólo defensivo sino ofensivo, al margen del talento de su gran estrella Kyrie Irving, suelen repartir la anotación. Milwaukee tiene un animal competitivo devorador de puntos como Antetokounmpo, pero el griego ya sabe que tiene mucha gente dispuesta a recibir la bola (Mirotic entre ellos) en cuanto se encuentre de frente con las ayudas defensivas. De todas formas, Anteto está explorando cada vez más su progresión en el triple para generar aún más dudas y desequilibrios en las defensas rivales. Si la bestia tira también de tres, la generosa defensa Celtic aún lo tendrá más difícil para cerrar las vías de agua. Pero con los Celtics pasa que funcionan mejor bajo estrés,tras mucha irregularidad en la liga, han activado el modo playoffs.

Se presume una eliminatoria larga a siete partidos, nunca se sabe, pero parecen tan igualados en esfuerzo y talento que puede ser una eliminatoria agónica, y en ese momento emergerán los jugadores definitivos, y ahí se verá quién es más decisivo en este momento, Giannis Antetokounmpo o Kyrie Irving.

 

0 0 0 0