EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO - ¡Anímate!

EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO

Siempre hay una primera vez para todo y escribir un blog no iba a ser una excepción. ¿Qué vas a encontrar cuando te adentres en la lectura de estas líneas? Intentaré que sean cosas interesantes que te ayuden en esa tarea nueva que nos hemos propuesto. Y que es, nada más y nada menos, que practicar ejercicio/deporte por primera vez; bien porque te apetece, porque te lo ha recomendado tu médico o porque tu grupo de amigos quiere que compartas con ellos unos minutos de distensión.

¿Y cómo lo haré? Hablando con aquellos que saben de esto. Hay un gran abanico de profesionales a los que nos podemos dirigir para que nos orienten, para que nos den ideas y propuestas. Me refiero a entrenadores personales, monitores de gimnasio, fisioterapeutas, profesores de distintas disciplinas… Pero también hay otras muchas personas que, con su experiencia personal, pueden echar un cable y abrirnos un camino que nunca pensamos que podríamos recorrer.

En este punto quiero presentaros a Sergio Rada, fisioterapeuta de Amae Studio. Me comenta que “hay muchas razones para que una persona ‘sedentaria’ quiera empezar a hacer ejercicio: por salud, estética, entretenimiento. Pero lo importante es encontrar la motivación y satisfacción para realizar ejercicio de manera habitual, ya que la constancia es clave para conseguir beneficios y objetivos”. Y tiene toda la razón. En este caso no hablamos de ninguna competición deportiva, sólo de activar nuestro cuerpo y conseguir un resultado positivo. Habrá algún que otro bache que superar, pero lo superaremos.

Y conviene que sepamos diferenciar entre ‘hacer ejercicio’ y ‘practicar deporte’. En el primer caso, dice Sergio, hablamos de realizar una actividad física sin mayor competencia que uno mismo. Lo único que se persigue -y no es poco- es alcanzar el objetivo que nos hemos propuesto. Al hablar de deporte tenemos que considerar que la actividad física se hace bajo unas normas y reglas, compitiendo con otros deportistas por conseguir un mejor resultado (canastas, puntos, goles, tiempo…). En ambos casos tendremos que echar mano de voluntad y ganas aunque en este blog me centraré en los usuarios de la primera opción. Un amplio campo con multitud de factores a tener en cuenta para que los resultados sean satisfactorios.

Quizá haya que pensar en qué zapatillas tengo que comprar si voy a correr por primera vez; si andar es lo que más me conviene; si puedo practicar algún deporte que me ayude a socializar; por qué debo consultar a un entrenador personal y no acudir a un gimnasio; o al revés. Se me vienen a la mente muchas preguntas a las que habrá que ir dando respuesta. Y serán esas respuestas las que nos ayuden a solventar nuestras dudas para que el abanico de posibilidades que se nos abre forme parte de nuestra vida diaria.

Confío en que me acompañes en esta nueva aventura. ¡Anímate!

0 0 0 0