Alejandro Valverde fija su gran objetivo en Tokio 2020

Valverde fija su objetivo en Tokio 2020

El ciclista español Alejandro Valverde (Movistar Team) remarcó que tiene «muchos objetivos» para el año que viene, pero que si tuviera que «elegir un triunfo» para la próxima temporada sería en los Juegos de Tokio porque el oro olímpico sería «un colofón fenomenal» para su carrera deportiva, mientras que también ayudará «al máximo» a uno de los nuevos valores. Se refiere a Enric Mas al que ve con posibilidades de ganar algún día el Tour de Francia.

«Para 2020 hay muchos objetivos porque cualquier carrera se disputa al cien por cien y todas son muy importantes. El Tour es fundamental, no sólo para mí, sino para el equipo y debemos llevar el mejor conjunto», aseguró Alejandro Valverde recientemente en los Desayunos Deportivos de Europa Press.

En este sentido, el murciano, a nivel personal, situó «primero las clásicas». «Luego están los Juegos, que son muy importantes, y en tercer lugar el Mundial, que es en Suiza, es muy duro y tengo opciones de hacerlo bien», añadió, advirtiendo que en el Tour se va a «preparar» para asaltar el podio olímpico. «Tenemos el hándicap de que termina el 19 de julio y que la prueba en Tokio es al siguiente domingo, con el clima que va a haber y, además, el cambio horario», subrayó el de Las Lumbreras.

«Está claro que los Juegos me mueven muchísimo, eso por supuesto. Mi ilusión por el ciclismo sigue intacta y está claro que son un objetivo muy importante para el año que viene. Si tuviera que elegir un triunfo para 2020 serían los Juegos, ser campeón olímpico sería un colofón fenomenal para mi carrera deportiva», resaltó.

Además, aunque no nombró a la Vuelta, el murciano le recordó a su director, Javier Guillén, presente en la sala, que es una carrera «sagrada» en su calendario. «Siempre voy a darlo todo y disfruto muchísimo», remarcó.

Alejandro Valverde, en un acto enmarcado dentro del cuarenta aniversario de la actual estructura del equipo, que comenzó bajo el nombre de Reynolds, recordó que cuando él empezó, el navarro Miguel Induráin era «la referencia», y que tras estar en «juveniles» del por entonces Banesto, le resultó complicado quedarse.

«Con 18 años, acudir al norte a correr era muy difícil. Tuve la oportunidad de fichar con el Kelme y acepté. Estuve tres años en profesionales con ellos y luego Eusebio Unzué me ofreció la oportunidad de volver y fue lo más acertado para haber conseguido todo lo que he ganado con ellos», recalcó.

El veterano ciclista acumula 127 victorias, pero es un segundo puesto, en el del Mundial de 2003, el que le marcó «muchísimo» más que un triunfo. «Vas con 23 años a tu primer Mundial y fue increíble porque gana un compañero (Igor Astarloa) y yo hago segundo. No me lo creía, no fue una victoria pero casi más», confesó.

Y con su llegada al equipo que dirigía Eusebio Unzué, el objetivo fue transformarle en un ‘todoterreno’ capaz de ganar carreras de tres semanas a clásicas de un día. «En España lo que vives es el Tour, el Giro y la Vuelta y las clásicas quedaban más lejos. Me dijeron que podía ser de clásicas, pero también de grandes vueltas, pero en carreras de tres semanas no sólo cuenta el físico sino el aspecto mental para que la cabeza aguante tantos días al más alto nivel. Por eso es clave tener un gran equipo, compañeros y directores», advirtió.

«En España, no estamos acostumbrados al recorrido de las clásicas y cuando fiché en 2005, me dijeron que podía ganar una Lieja-Bastoña-Lieja. En dicho año iba en el grupo de cabeza y perdí 15 minutos en los últimos 15 kilómetros. Lo veía difícil, pero insistían y en 2006 gané la Flecha Valona y luego la Lieja, y les di las gracias por insistir», indicó el campeón del mundo de 2018.

Alejandro Valverde habló de la llegada al equipo de Enric Mas, «un ciclista muy bueno» y al que ayudará «al máximo para que pueda aprender cosas» de él. «Enric ya ha sido segundo en una Vuelta a España, es una realidad que puede ganar el Tour», admitió.

«Marc Soler también viene muy fuerte. Quiero ir enseñando a las nuevas generaciones y este año ha habido un cambio muy importante dentro del equipo con corredores nuevos muy jóvenes y mi ayuda también es parte importante del equipo», añadió.

«Está claro que si no funciono y no voy bien, voy a ser el primero que diga que termino, pero aún no entra en mi cabeza. He empezado a entrenar hace pocos días y las sensaciones no son nada diferentes a años anteriores», sentenció sobre una posible retirada.

Finalmente, Alejandro Valverde tuvo palabras también para el prometedor Mathieu van der Poel. «Es una maravilla, es buenísimo y allá donde va consigue victorias, ya sea en mountain bike, ciclocross o ruta. En carretera puede optar a ganar cosas grandes», opinó.

Las recientes declaraciones de Alejandro Valverde es el principal asunto que hoy te contamos en “A Tumba Abierta”, un blog dirigido por Cristóbal Cabezas en el que el ciclismo siempre es el gran protagonista. No te pierdas las mejores historias de uno de los deportes más bellos del mundo.

0 0 0 0