Bernard Hinault, "El Caimán" que lo devoraba todo
Hinault, "El Caimán" que lo devoraba todo

Hinault, “El Caimán” que lo devoraba todo

Pocos corredores ha dado la historia del ciclismo como Bernard Hinault. En 1986, el francés buscaba su sexto Tour de Francia. Camino de Pau (217’5 kilómetros) lanzó un ataque de los de antaño que le aupó al liderato. No fue suficiente, el americano Greg Lemond ganaría, finalmente, aquella edición de la “Grande Boucle“.

Estamos en el verano de 1986. Pirineos. Primera etapa de montaña. A priori, no parece que pueda decidir nada ya que el col de Marie-Blanque está muy lejos de la meta y quedan por delante jornadas durísimas tanto en los Pirineos como en los Alpes. Pero antes hay que afrontar las ascensiones al col de Burdincurutcheta, Bagargui, d’Ichère y el mencionado Marie-Blanque.

La carrera transcurre con escarceos pero sin gran movimiento entre los favoritos al triunfo final hasta la llegada de un esprint parcial en Lanne, a unos 90 kilómetros de meta. Tras dicho esprint, Hinault “con el cuchillo entre los dientes” ataca. Bernard (su compañero en el equipo Toshiba) y Delgado (PDM) le siguen siendo los únicos que han estado atentos a la “jugada” del francés. La táctica es bien sencilla. Bernard tirará “a muerte” de su líder Hinault para dejarle con ventaja a pie de la ascensión a Marie-Blanque.

El ataque ha sido tan fuerte a la par que sorprendente que, por detrás, cuando se han querido dar cuenta la ventaja ha subido hasta un minuto, aproximadamente. Lemond es compañero de equipo de Hinault y se ve impotente ya que no puede tirar para dar caza al “Tejón”. Mientras tanto, “Jeff” Bernard conseguirá que la diferencia aumente hasta el minuto y medio a pie del col de Marie-Blanque.

A partir de este momento, subida al Marie-Blanque y descenso hasta Pau. Bernard cede por el esfuerzo y Delgado e Hinault caminan juntos. Dos de los mejores corredores del pelotón aprovechan la ocasión que se les ha brindado y abren hueco con respecto a sus adversarios. El español se llevará la etapa y el francés el maillot amarillo.

Ambos ciclistas suben a ritmo constante Marie-Blanque y coronan con 2’45” de ventaja con respecto a Lemond, Millar, Herrera, Hampsten y Madiot. En el descenso, la colaboración es perfecta hasta la llegada a la ciudad del sur de Francia. El “agujero” ha sido tremendo. El segoviano y “El Caimán” consiguen más de cuatro minutos y medio con Lemond y Herrera (que han atacado en los últimos kilómetros) y más de cinco minutos con el resto de corredores.

Clasificación de la etapa:

1. Delgado en 6h. 3′ 18″
2. Hinault a 1”.
3. Lemond a 4’37”
4. Herrera a 4’38”
5. Bauer a 5’09”

Hinault ha dado un golpe de mano ya que en la general se sitúa con 5’25” de ventaja sobre Lemond. El Tour parece suyo, pero no será así. Al día siguiente, el francés paga el terrible esfuerzo y es el americano quién triunfa en la cima de Superbagnères. En los Alpes, Lemond conseguirá el liderato y sentenciará la “Grande Boucle” a su favor. “El Caimán” tendrá que conformarse con el segundo puesto en París.

Descubre más historias del mundo del ciclismo en Twitter: @atumbaabiertabl y en Instagram: atumbaabierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0 0