También en directo
Ahora en vídeo

'LÍNEA EDITORIAL'

El riesgo de criminalizar la solidaridad

"Las migraciones deben ser reguladas, pero Europa podría y debería mostrar mucha más generosidad"

La cooperante española Helena Maleno y el sacerdote eritreo Mussie Zerai son dos defensores de los derechos humanos con causas abiertas en los tribunales. La revista de los misioneros combonianos, Mundo Negro, ha lanzado una clara señal al entregar su premio anual a Maleno y a Zerai, cuyo crimen consiste en pedir auxilio a Salvamento Marítimo cada vez que reciben la llamada de personas desesperadas a bordo de barcazas en riesgo de naufragar en el Mediterráneo. Zerai está siendo investigado en Italia. Helena Maleno, en Marruecos, después de que la Audiencia Nacional su caso.

La acusación es siempre la misma: complicidad con las mafias que trafican con personas, cuando se trata de socorrer a las víctimas de un verdadero drama humanitario. Las migraciones, claro está, deben ser reguladas, pero Europa podría y debería mostrar mucha más generosidad ante personas que huyen de situaciones tan desesperadas que no dudan en jugarse la vida y la de sus hijos. Sin olvidar que es la falta de canales seguros y legales lo que les empuja en brazos de las mafias, no la actuación de quienes, desinteresadamente, están salvando vidas.

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
  • megabanner_3:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado