COPE

Las claves imprescindibles para luchar contra la obesidad infantil

El aumento de los casos de obesidad infantil en todo el mundo está obligando a tomar medidas urgentes para frenar lo antes posible este problema

Las claves imprescindibles para luchar contra la obesidad infantil

 EFE

AgenciasCOPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02:09

La obesidad infantil es un problema grave de salud pública. Los niños han cambiado el tradicional bocata al salir del colegio por productos ultraprocesados que afectan de forma seria a su salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016 había más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad. 

La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) indica como causa principal de la obesidad un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y las gastadas. Esto se debe principalmente al consumo excesivo de alimentos con un elevado aporte calórico ricos en grasa, entre otros motivos.

La lucha contra la obesidad pasa por conseguir unos hábitos alimentarios saludables y luchar contra el sedentarismo. Con el objetivo de concienciar a las familias, instituciones y colegios, la FEAD dispone de un decálogo de alimentación saludable en el que se incluyen algunas recomendaciones para conseguir una dieta sana.

Las claves imprescindibles para luchar contra la obesidad infantil

Decálogo de alimentación saludable / FEADFEAD

  • Siempre hay que desayunar antes de ir a la escuela. Lo ideal es consumir alimentos que aporten la energía necesaria para poder cubrir todas las actividades que los niños y adolescentes llevan a cabo durante el día (sobre todo para estudiar). Leche, pan o cereales y fruta constituyen un buen desayuno.
  • A media mañana es saludable tomar un tentempié durante el recreo para mantener la energía necesaria. La FEAD recomienda un bocadillo, una pieza de fruta o frutos secos.
  • Es recomendable durante el almuerzo aprovechar los alimentos de temporada y frescos para que los niños y adolescentes puedan conseguir todos los nutrientes que estos les aportan.
  • Una comida que no hay que olvidar es la merienda. Un yogur, queso tierno, fruta, cereales o frutos secos son buenas opciones para merendar.

Otro consejo que proponen desde la Fundación Española del Aparato Digestivo es consumir tres lácteos al día para que los huesos crezcan sanos. Las alternativas pasan por consumir yogures, queso o vasos de leche.

La fruta aporta fibra, ayuda a mantener un peso saludable para que los niños puedan jugar y desarrollar las tareas diarias, por lo que es muy recomendable incluirla en la dieta diaria.

ctv-f9y-dieta-sana-mercado-fruta-768x512

Las comidas en familia son también una buena manera de relacionarse y compartir alimentos.

Por último, incluir el pan en las diferentes comidas (si es integral mejor) es necesario para una alimentación sana y equilibrada para los niños. El pan con aceite de oliva ayuda a mantener el corazón sano y fuerte.

ctv-peh-obesidad-infantil-2-k0dg--620x349abc

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar