Boletín

Aprende a dormir correctamente y a evitar el insomnio con estas técnicas

Te contamos paso a paso los aspectos que tienes que tener en cuenta para despertarse por la mañana habiendo tenido un sueño placentero

 

Redactor multimedia

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05:17

Hoy se celebra el Día Internacional del Sueño, y más de una persona ahora mismo estará bostezando posiblemente por la falta del mismo. Muchas veces no se duerme de una forma adecuada y durante el día arrastramos ese mal dormir que hemos tenido durante la noche. Por ello hemos querido comprobar cuál es la forma de dormir correctamente para que esas horas que se pasan en la cama sean realmente reparadoras.

Para ello nos hemos desplazado al madrileño Hotel Urban de la mano de los consejos del Doctor Darío Fernández. Sin duda el primer aspecto a tener en cuenta es el espacio. La habitación que elijamos debe estar aislada de todo ruido posible, por tanto las ventanas deben estar cerradas, aunque como consejo es recomendable airearla antes de irnos a la cama. Obviamente ningún tipo de luz tiene cabida por pequeña que sea, pues dificultará el proceso, y dado que todos los aspectos influyen, la temperatura debería estar entre 18 y 21 grados centígrados.

ctv-o6a-1

El colchón tiene que ser confortable, y aunque cada persona es un mundo y no hay un colchón que valga para todos los casos, hay que elegir uno que se adapte a nosotros de forma correcta. La inversión lo merece puesto que es un elemento en el que vamos a pasar muchas de las horas de nuestra vida en él. Por otro lado la almohada no tiene que ser ni muy dura ni muy blanda.

La cena no debe ser copiosa

No obstante para dormir bien no solo influyen aquellos aspectos propios de en entorno de la cama, sino muchas de las cosas que hacemos durante el día. Por ejemplo si realizamos ejercicio físico al menos cuatro horas antes de acostarnos facilitaremos entrar en reposo cuando nos postramos ante el lecho por la noche. En cuanto a la alimentación cabe decir que la cena que hagamos no debe ser copiosa ni antes de dos horas de acostarnos. Serán aconsejables alimentos como lácteos y en cuanto a fruta el plátano es una buena opción.

ctv-ngm-2

Las rutinas cuando hablamos del sueño son esenciales, y disponer de un horario que se siga todos los días ayudará a nuestro cerebro a saber en cierta manera cuándo debe dormirse y cuándo despertarse. Y tan importante es la rutina como lo es la postura que adoptemos cuando estamos en la cama. Las mejores son boca arriba con una almohada delgada o de lado con una más gruesa.

No debe cundir la desesperación si no nos dormimos

Si con todo lo anterior no conseguimos dormirnos, no debe cundir la desesperación. Pensar en dormirse es totalmente contraproducente e incita más al despertar que al sueño. Lo mejor es levantarse, darse una vuelta, leer un poco e intentar tomar el sueño. Aunque los expertos también dicen que dejar los problemas del día fuera de la habitación es fundamental en este proceso. Todo ello para que cuando suene el despertador hayamos tenido dulces sueños.

Lo más