• Lunes, 27 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Juanra Bonet: "Cuando un espectador señala tus errores con lupa da rabia, pero se agradece"

Juanra Bonet es uno de los rostros más míticos de Antena 3 al ser presentador de '¡Boom!' y '¿Quién quiere ser millonario?' a partir de este 5 de marzo a las 22:00 horas

Juanra Bonet en ¿Quién quiere ser millonario?
Lucía F. Gallardo
TwitterRedactora de COPE

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 14:26

Juanra Bonet sigue consolidándose como uno de los rostros más míticos de Antena 3, grupo del que forma parte junto a otros compañeros como Roberto Leal ('Pasapalabra') o Manel Fuentes ('Tu cara me suena'). El presentador lleva desde 2014 al frente de '¡Boom!' y como copresentador de 'La Voz Kids'desde 2019. Por si esto fuera poco, ha sido uno de los encargados de revivir uno de los formatos más exitosos de la historia de la televisión: '¿Quién quiere ser millonario?'.

El presentador se pondrá al frente de este mítico concurso a partir del el próximo sábado 5 de marzo a las 22:00 horas. No es la primera vez que lo hace, dado que ya cogió las riendas de la edición de anónimos de 2020 y de una segunda en la que los famosos eran los protagonistas. Sin embargo, vuelve a enfrentarse a ello muy emocionado e "impaciente". Así lo ha contado el propio presentador en una entrevista para COPE, en la que también asegura que "disfruta mucho" de "estar al servicio de los concursantes para ser su alivio cómico o su disco duro": "Es muy bonito".

Juanra Bonet (¿Quién quiere ser millonario?)



¿Cómo ha sido ponerse al frente de este mítico concurso otra vez y qué podremos ver en esta nueva edición?

En esta edición volvemos a la esencia de la primera vez, del primer día, que se emitió '¿Quien quiere ser millonario?'. Es un concursante anónimo, quince preguntas, tres comodines y ya está. Volvemos a la esencia pura. Hay un cambio muy sútil que es que el comodín de la llamada se sustituye por el comodín del acompañante. Los comodines irán cambiando porque, además, hay diferentes en las ediciones de Europa.

A mí, personalmente, me gusta mucho el comodín del acompañante porque no hay límite de tiempo y porque permite al concursante tener a una persona cercana que le eche un cable, físicamente a su lado al bajar de donde esta el público, le echa un cable, no tiene la presión del crono... Y puede tener ahí un oasis de estar con su pareja, hija, padre...

'¿Quién quiere ser millonario?' ha tenido tanto una edición de anónimos como de concursantes conocidos de otros concursos o de famosos ¿Qué crees aportan los famosos sobre los perfiles anteriores?

La edición de los famosos tenía algo muy divertido y adictivo que es que daba mucha curiosidad al espectador. La audiencia se pregunta cómo va a jugar Chicote, Alaska, Aitana Sánchez-Gijón, Resines, Sardá... Había mucha intriga por ver cómo iban a jugar. Ahora, la curiosidad y la sorpresa se multiplica. Ahora, la gente siente curiosidad por quién es la persona, para qué quiere el dinero, cuál es su historia, quién le acompaña, cómo va a jugar, qué estrategia sigue... Las preguntas que te hacen desde casa y allí se multiplican.

¿Cuál fue el famoso que más te sorprendió en su paso por el concurso?

Todos los de la edición de famosos estaban descolocadísimos. Recuerdo ver a gente, que son pilares de la televisión, de repente, desconcertadas. Personas que dices ¿Cómo pueden dudar de esto? Pero es por la potencia del juego. Ves la pregunta y las opciones y, de pronto, dudas de todo. Primero ves la pregunta y piensas que te la sabes, pero, luego, con las opciones dudas. Por muy claro que lo tengas, es ver las opciones y empezar a dudar.

¿Cómo vives esos momentos de tensión? ¿Alguna vez se te ha escapado alguna pista?

A veces me preguntan, si te la sabes, ¿Cómo te lo callas? Es que no hace falta porque yo también dudo de si me la sé. Dudas de todo. Y respecto al gesto, claro, cómo se interpreta el gesto. Cuando un concursante intenta leer el gesto del presentador es cuando ya está en caída libre. En tú cabeza levantar una ceja puede significar algo y en mi cabeza quizás signifique 'tengo gases' (risas).

No es conveniente interpretar al presentador. Pero, sí es conveniente utilizarme cuando se necesite como para recordar lo que han dicho antes cuando están dudando. Una de las cosas más bonitas del juego es que estás al servicio del concursante y a veces necesitan un confidente, un disco duro, un alivio cómico o que les pida agua, simplemente.

Juanra Bonet (¿Quién quiere ser millonario?)



Se recuerda a Carlos Sobera como mítico presentador del concurso ¿Le has tomado como referencia para ponerte al frente?

Me vi programas de Sobera, de la edición inglesa, otras ediciones europeas sin conocer el idioma, me vi programas americanos... Y, al final, da igual lo que haga el presentador porque luego lo que haces es en función de la persona que está jugando. No puedes adoptar nada porque es una presentación liquida, lo que requiera la persona que tienes en frente. A veces requieren que repitas la pregunta más pausadamente... Entonces, no puedes agarrar ninguna referencia. Dependes de la capacidad de observación y de intentar descubrir que es lo que le puede ir mejor para tranquilizarse o aliviar la confusión. Nuestra tarea como presentadores es que jueguen lo menos preocupados posible. Eso es lo más bonito. Yo lo disfruto mucho porque me gusta adaptarme.

Presentas '¡Boom!' y '¿Quién quiere ser millonario?' ¿Te ves como como un Jordi Hurtado pero, en tu caso, en Antena 3?

Depende de lo que diga el espectador, pero por mí encantado.

Hace poco, en un programa te referiste a ti mismo como el telonero de 'Pasapalabra' ¿Cómo te tomas esto?

Es una maravilla. Hace unos años, eramos competencia y, ahora telonero. Es como si a una banda de música le dicen que va a ser telonero de The Rolling Stones en toda la gira. Pues a muerte. 'Pasapalabra' está haciendo unas cifras de audiencia, de manera continuada, a diario, que no se veía en un concurso desde hace lustros. Es una barbaridad. Y ser el elegido por el público y la cadena para que '¡Boom!' esté ahí... Maravilla.

Después de una larga temporada, Antena 3 ha logrado arrebatar el liderazgo a Telecinco, en gran parte gracias a las tardes de concursos...

La series también hacen mucho, están muy potentes. Parece que se ha conseguido una tarde muy chula. Las audiencias son una cosa muy voluble. Los espectadores somos caprichosos. A veces nos da por algo, no lo cambiamos y, luego, se nos pasa y nos da por otra cosa. Somos puñeteros muchas veces (risas). Ahora, pues está saliendo así e, imagino, que quienes miran esas cosas estará muy contentos. Nosotros, que estamos en el día a día, tampoco tenemos mucho tiempo para eso. Porque, en mi caso, mi día a día es que los dos equipos de '¡Boom!' estén bien, el de Roberto estar pendiente del Rosco... Nosotros tenemos preocupaciones un poco más pequeñas, pero no menos importantes.

Juanra Bonet (¿Quién quiere ser millonario?)



Después de tantos años manteniendo este formato ¿Por qué crees que es un concurso que no pasa de moda?

Hay tipos de espectadores de concursos bastante diferentes. Los concursos son un espacio bastante seguro que tú puedes poner en la televisión con toda tu familia y jugar con toda tu familia. Toda la familia puede ver un concurso, no va a ocurrir nada raro que pueda ser inapropiado para niños o moleste a los mayores.

Por otro lado, hemos descubierto que los concursos muchas veces hacen compañía en casos muy extremos. Por ejemplo, nos ven mucho en hospitales. Se nos escoge para hacer compañía en momento muy delicados y eso es precioso. Luego, tenemos también otro tipo de espectadores que son los de concurso, quienes se sientan, juegan, fiscalizan, señalan tus errores... Lo que se agradece también.

Hay espectadores tan enganchados al concurso que se dan cuenta de cualquier mínimo error...

En '¡Boom!', por ejemplo, al día se suelen utilizar entre 50-60 preguntas cada día que tienen que ser nuevas. Es una producción de preguntas loquísima. Por eso tenemos a ese tipo de espectador que nos mira con lupa y, a veces, se agradece. Los accidentes ocurres y son inevitables. Cuando ocurre, pues te da rabia, pero son cosas que pasan, pasa en todos los gremios. Aunque haya espectadores que se puedan molestar, en el fondo, también pensamos que es bien porque se nos ha pasado a todos.

A veces, en el concurso, estoy leyendo una pregunta, que ha pasado por el que lo ha redactado, la persona que lo ha puesto en el ordenador, el equipo de realización, sonido o los cámaras, falta una 'Q' y nadie se ha dado cuenta de que está mal puesta. Y una persona que está sola en casa se da cuenta ¿Y cómo no lo vio nadie? Pues estás ahí metido y no lo ves. Es divertido, da mucha rabia porque quieres hacerlo todo bien, pero son cosas que pasan.

Sigues una trayectoria similar a la de Manel Fuentes y Arturo Valls, todos estuvieseis en 'Caiga Quien Caiga' y habéis terminado siendo míticos presentadores de concursos de la cadena. Manel Fuentes sigue 'TCMS' y Arturo Valls ya no está en 'Ahora Caigo' ¿Cuál será tu próximo paso?

Estoy en '¿Quién quiere ser millonario?', '¡Boom!', 'La Voz Kids'... Si me quedo como estoy es una alegría. No estoy pensando en a ver que hago después, pienso en a ver si hago bien lo de mañana. Es una preocupación más inmediata. Este otoño, he estado grabando y tengo un personaje en la serie de Arturo, 'Dos años y un día'. Divertidísima. Tuve la suerte de tener un personaje ahí y también estuve rodando. Pero, más allá de en lo que ya estoy metido, no tengo más que el día a día, mientras el espectador quiera.

¿Qué crees que es peor? Fallar la última pregunta que te daría el bote de '¡Boom!' o aprobar por error la reforma laboral de Pedro Sánchez.

Yo creo que depende del bote. La pregunta del concurso, imagino que las consecuencias son solo para una persona y, la otra, las consecuencia es compartida. Entonces, pude dar más rabia a otro partido. No lo sé (risas).






Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Escuchar