• Domingo, 26 de mayo 2024
  • ABC

COPE

Noticias

La universidad ante el reto de la IA: “El riesgo es que el alumno piense que ya no le hace falta razonar"

Expertos consideran que hay que incluir estas tecnologías en las aulas y aprovechar todas sus ventajas, pero para ello es necesario un cambio metodológico en las clases

Audio

Sandra Arnáiz

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 16:24

La Inteligencia Artificial, según el Parlamento Europeo, es la habilidad de una máquina de presentar las mismas capacidades que los seres humanos, como el razonamiento, el aprendizaje, la creatividad y la capacidad de planear. Uno de los sistemas más conocidos y que más ha dado que hablar es ChatGPT, una herramienta que ha revolucionado, entre otros aspectos, la docencia en las aulas.

Cuando se piensa en Inteligencia Artificial en las aulas universitarias, lo primero que viene a la mente es la facilidad que tienen ahora los alumnos para copiar en los exámenes o para consultar a ChatGPT al hacer las tareas. Esto supone un reto no solo en los planes de estudio, sino también en el día a día. Joseba Laka, director Digital del centro de investigación tecnológico TECNALIA y Vicepresidente de la Comisión de IA y Big Data de AMETIC, considera que hay que incluir estas tecnologías en las aulas y aprovechar todas sus ventajas, pero que para ello es necesario un cambio metodológico.

El éxito de la IA es indudable. Por ejemplo, ChatGPT consiguió 10 millones de usuarios en tan solo 40 días, mientras que Instagram necesitó casi un año para llegar a esas cifras. Los usos, no solo de esta herramienta sino de la IA en general, permiten multitud de posibilidades y beneficios, aunque también tienen sus riesgos. La comunidad universitaria se encuentra ante un desafío para lograr una adaptación del actual sistema educativo para que pueda hacer frente a la llegada de la IA.

La IA va a exigir cambios metodológicos

Son muchos los cambios que deben introducirse en el sistema educativo para que pueda adaptarse a la IA. “Va a exigir una evolución metodológica mucho mayor de la que se esperaba. Hay que hacer cambios metodológicos que no son nada sencillos y, sobre todo, formar a los docentes en todo este tipo de tecnologías para aprovechar sus ventajas”, sugiere Laka.

ParaSergio Travieso, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria y escritor de un libro sobre ChatGPT, la clave está en modificar el sistema de evaluación: “tenemos que dar por hecho que cualquier trabajo que nos haya presentado un alumno está hecho con ChatGPT, el problema es que es un contenido razonado por lo que nos va a tocar fijarnos mucho más en el proceso, en cómo los alumnos hacen los trabajos, no tanto en el resultado y tendremos que utilizar mucho más la evaluación continua desde el principio”.

Los exámenes también cambiarán, según los expertos. Son muchos los centros que ya ha modificado las pruebas de evaluación y que permiten a los alumnos llevar libros y apuntes porque el examen responde a pruebas de razonamiento más que a pruebas memorísticas. Laka va más allá: “va a haber evoluciones metodológicas donde, incluso, la existencia de la IA generativa en una prueba de examen va a ser parte de la demostración de capacidades a la que se tenga que enfrentar un alumno”.

“La IA está abriendo nuevas oportunidades a las Universidades y estas tienen que adaptarse a la herramienta, tienen que repensar sus carreras y tienen que fortalecer el desarrollo de la IA”, añade José Aguilar, investigador senior del IMDEA Networks Institute.

Beneficios y riesgos de la IA

Los expertos coinciden en que si se introduce correctamente esta tecnología, puede traer muchos beneficios tanto en los trámites burocráticos como en la docencia en el aula. “A corto plazo su mayor ventaja es que nos va a liberar de mucho trabajo administrativo, además es que es una fuente increíble de recursos, podemos pedirle que nos genere una actividad para comenzar una clase, que nos haga preguntas test sobre un tema o que nos de ejemplos de conceptos y que los adapte a los conocimientos de los alumnos”, explica Travieso.

El profesor de la UFV cree que con el desarrollo de la IA, en muy poco tiempo se podrá adecuar la enseñanza al ritmo de aprendizaje a cada alumno. De esta forma tendrán un tutor personal, individualizado y así los que tengan más dificultades podrán alcanzar los niveles mínimos y a los alumnos que vayan más avanzados les permitirá profundizar más.

“El mayor riesgo es que como el alumno ve que ChatGPT puede hacer tantas cosas, piense que ya no le hace falta saber o razonar”, afirma Travieso. Para él, la clave está en que los docentes sean capaces de hacer ver a los alumnos que es necesario conocer y entender, para ello, cree que hay que introducir cambios en la forma de dar clase. “En los primeros cursos tendremos que enfocarnos mucho en los conocimientos, en las razones, en cómo se hacen las cosas y, según vayan avanzando de curso los alumnos, trabajar mucho más en conjunto esas inteligencias artificiales”, añade. Para él, es fundamental que los alumnos aprendan a utilizar estas herramientas en la Universidad.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Francesc Pujol, profesor de la Universidad de Navarra y escritor de un libro sobre el ChatGPT, considera que uno de los cambios más importantes que hay que introducir es centrase en los procesos más que en los resultados. Esto, además, trae beneficios: “ayuda a aumentar la capacidad de reflexión del alumno y aumenta su capacidad de análisis crítico”.

Los alumnos siempre han encontrado formas para copiar en los exámenes o en las tareas de clase, pero ahora lo tienen más fácil que nunca. Es tan sencillo como entrar en ChatGPT –o cualquier herramienta similar- y pegar el enunciado de la tarea o preguntarle directamente por lo que se pide. La respuesta está disponible al instante. Son muchos los profesores que ya han detectado que sus alumnos lo han utilizado. “Este último trimestre hemos recibido algún trabajo en el que a mitad de un párrafo decía 'lo siento, pero como modelo de lenguaje no puedo responderte'. El alumno no se había leído ni la respuesta que le había dado y la había pegado tal cual sin revisarla antes”, cuenta Travieso.

"Considero que el mayor error es la negación, la ignorancia o la prohibición, hacer como si la IA no existiera y luchar para que no se implante”, afirma Pujol. Para los expertos los centros educativos deben adaptarse e introducir la IA, entre otras razones, porque ya es una competencia que demandan las empresas. “Es una oportunidad y no debe verse desde una perspectiva de temor, de cerrarse o de negar el uso de las tecnologías, sino desde una perspectiva crítica constructiva tratando de hacer un buen uso”, explica Aguilar.

La Universidad como espacio de discusión

Las Universidades juegan un rol importante en la discusión sobre la Inteligencia Artificial y sus límites éticos y filosóficos, según los expertos. “Las Universidades juegan un rol fundamental para la discusión sobre la filosofía y la tecnología , tiene que abrir espacios para permitir que todos los aspectos éticos de los que se ve impregnada la Inteligencia Artificial puedan discutirse”, explica Aguilar . Para él, la Universidad debe ser un espacio abierto a la discusión y a la materialización de propuestas y proyectos sobre la IA.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Escuchar