COPE

CIENCIA PSICOLOGÍA

Personas altamente sensibles, un rasgo de fortaleza hacia una mayor empatía

Una de cada cinco personas, esto es el 20 por ciento de la población, puede ser calificada de altamente sensible, un rasgo que no es un defecto ni una debilidad sino, al contrario, una fortaleza que podría revelar la evolución del cerebro humano hacia una sociedad más empática.,Quien define este rasgo es la psicóloga Azucena Duque, del Colegio de Psicología de Santa Cruz de Tenerife y ella misma poseedora de alta sensibilidad, una denominación q

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:23

Ana Santana

Una de cada cinco personas, esto es el 20 por ciento de la población, puede ser calificada de altamente sensible, un rasgo que no es un defecto ni una debilidad sino, al contrario, una fortaleza que podría revelar la evolución del cerebro humano hacia una sociedad más empática.

Quien define este rasgo es la psicóloga Azucena Duque, del Colegio de Psicología de Santa Cruz de Tenerife y ella misma poseedora de alta sensibilidad, una denominación que engloba a aquellas personas con un sistema neurosensorial muy fino, como si hubiese "un amplificador" por el que se capta gran cantidad de información del entorno y la persona puede llegar a la sensación de sobresaturación.

Azucena Duque puntualiza que no se trata de una patología ni una disfunción, sino de un rasgo de la personalidad que forma parte de su temperamento, como quien es tímido o extrovertido, suele ser hereditario, lo poseen tanto hombres como mujeres "y no se puede pretender no serlo, no se puede quitar ni poner".

Pero si una persona no identifica este rasgo puede preguntarse por qué se desborda con facilidad, por qué tiene una gran emocionalidad o por qué se siente en soledad, que no encaja dentro de la sociedad.

Se trata de un rasgo "invisibilizado" porque el 80 por ciento de la sociedad no lo posee y la vida está estructurada en torno al capitalismo y los avances tecnológicos, "no está de moda hablar de sensibilidad y emociones".

Sin embargo en la actualidad hay investigadores que profundizan en el conocimiento de este rasgo y se estima que una persona de alta sensibilidad pudiera tener una química ligeramente distinta en su cerebro y en concreto, en las áreas que procesan la emoción, la conciencia y la empatía.

De hecho hay investigadores que piensan que este rasgo pudiera definir una evolución del cerebro hacia una población con más empatía y sabiduría emocional que pudiera contribuir a una sociedad más madura a todos los niveles, subraya Azucena Duque.

Y se define por cuatro rasgos característicos: profundidad a la hora de reflexionar sobre la información captada, tendencia aguda a la sobreestimulación, gran emocionalidad y gran empatía y sensibilidad.

Mucha gente que ignora que posee este rasgo cree erróneamente que es débil, que sufre y es distinto porque prefiere la tranquilidad a una reunión multitudinaria, por ejemplo, o cuando percibe que le brotan las lágrimas por un exceso de estímulos, detalla la especialista.

Son personas que sienten con frecuencia la soledad, muy sensibles a las actitudes de los demás al ser idealistas y humanistas llevados al extremo, lo que puede llevar a resquebrajar la autoestima y a una sensación de fracaso y regusto amargo.

Pero cuando se descubre, bien por uno mismo o con ayuda profesional, que se posee este rasgo es "como si una serie de piezas sueltas dentro de uno empezaran a encajar" y es una manera de comprender "que los sentimientos no nos hacen más vulnerables, sino más humanos".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar