¿Por qué no se debe visitar a un bebé recién nacido?

Os dejamos 10 razones a tener en cuenta a la hora de visitar un bebe recién nacido.

¿Por qué no se debe visitar a un bebé recién nacido?
Juan Cascón Baños
@frikipandi

Director Técnico de la Web Grupo COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:15

Acabas de tener a tu bebé y todo el mundo lo quiere ver. Es lógico que tu familia, amigos y conocidos quieren visitar al recién nacido, sin embargo, hay razones poderosas que hacen que esto no sea posible.¿Por qué no se debe visitar a un bebé recién nacido?

¿Por qué no debemos ir a conocer inmediatamente a un recién nacido? No te pierdas las razones por las que debes esperar a conocer a un bebé, neonato o recién nacido.

Los especialistas indican que es mejor esperar algunas semanas, ya que visitar a un recién nacido puede implicar numerosos riesgos. Por ello en algunos hospitales y algunos profesionales médicos ya están haciendo lo posible para concienciar a los padres (y a las visitas) de que los recién nacidos y sus madres necesitan tranquilidad, por su bienestar.

¿Por qué no se debe visitar a un bebé recién nacido? 10 razones

1. Afecta la intimidad entre el bebé y mamá y papá

Durante las primeras horas y días de nacido, comienza la adaptación del bebé a la vida en el mundo. Entra en contacto con texturas diferentes, se activa su ciclo de sueño y vigilia, su sistema digestivo se adapta a la leche materna y sentidos como la vista, el olfato y el oído comienzan a recibir estímulos. Durante los primeros días, el bebé también comienza a establecer el vínculo emocional y físico con sus padres.

Los profesionales recomiendan que el bebé esté solo con mamá y papá durante sus primeras 24 horas de nacido. Ese tiempo es necesario para establecer el contacto piel con piel, descansar y recuperarse del proceso de parto. Recuerda que tanto para ti, si la que lo está leyendo es mamá, como para tu bebé fueron horas estresantes.

2. Importunar al bebé

Algunos bebés no se muestran muy contentos ante el contacto con otras personas, lo cual se debe simplemente a que no están acostumbrados. De hecho, la mayoría de los pequeños que tienen apenas unos días de nacidos solo suelen aceptar de manera natural la cercanía de sus padres y pueden irritarse cuando se aproxima un extraño.

3. Su seguridad. Evitar que lo coja todo el mundo

Sostener en brazos a un recién nacido no es muy complicado, pero requiere cierta práctica. No todo el mundo sabe coger en brazos a un recién nacido. Recuerda que no tiene control de sus extremidades y sujetarlo de forma incorrecta podría tener consecuencias. Es fundamental sostenerle la cabeza, ya que durante los primeros días los músculos del cuello aún son muy débiles y el pequeño no puede sostener la cabeza por sí solo.

4. Puede transmitirle enfermedades al bebé. Su salud es lo primero

Evita visitar a un bebe recién nacido si estas acatarrado o con gripe. También hay que evitar los niños, ya que en los colegios es donde se inmunizan nuestros hijos. Si llega a casa una persona enferma o que sea portadora de alguno de los diferentes gérmenes que se encuentran por doquier, es probable que el bebé pueda contagiarse y enfermar. Ya que no tiene sus vacunas y su sistema inmunológico aún está débil. Además, su cordón umbilical está sensible y se debe tener mucho cuidado con eso.

5. Altera el sueño y la alimentación

Todo padre sabe que los primeros días con un recién nacido no son precisamente coser y cantar. Los pequeños aún no tienen un horario de sueño ni de alimentación bien definidos.

6. Avisar antes de visitarlo

Los familiares, amigos, los compañeros de trabajo o los vecinos están deseosos por conocer al nuevo integrante de la familia y decidan ir a visitaros. Pero hay que avisar antes y evitar horas muy tempranas o tarde. Si se visita no deberías estar más de 30 minutos y si llega otra visita es mejor irse para no agobiar. Jamás se debe visitar a la mamá durante la noche. Hay que dejar que los padres descansen.

7. Evitar besarle y abrazarle

Un bebé recién nacido inspira tanta ternura que es imposible no querer tocarlo, besarlo y abrazarlo. Si permites visitas, es poco probable que puedas evitar que algo de esto ocurra. Nunca se debe permitir despertar a un bebe.

8. Evitar llevar niños pequeños a la visita.

Consulta con los padres, primero, y pide a los niños que no hagan ruido, ni molesten o toquen al bebe.

9. Comportarse de una manera normal.

Si deseas sacar fotos del bebé, debes pedir autorización a los padres. Y jamás utilizar flashes, ya que sus ojos son muy sensibles. No debes usar perfume o colonias fuertes y jamás debes fumar en la misma habitación. Por último, evitar hacer comparaciones del bebé con otros de la familia, son odiosas

10. Los padres deciden

Los padres marcan las primeras horas de vida del bebé y deciden si admiten visitas. Ésta debería ser una decisión respetada y no cuestionada por familiares y amigos. Consejos a los padres, solo si ellos te lo piden, ya que nadie ha nacido enseñado, pero todos hemos aprendido.

Esperamos que os sirvan estos pequeño consejos al visitar un recién nacido, pero siempre debemos pensar que el bebé es lo primero. Tener un bebe es una bendición, por lo que si esperas un par de semanas todos saldrán ganando.

Etiquetas

Lo más