COPE

Cronología del caso Marta Calvo: tres víctimas, cocaína y un asesino despiadado

La investigación del asesinato de esta joven valenciana ha destapado la historia de otras víctimas del autor confeso de este atroz crimen, Jorge Ignacio Palma

Fiscalía pide la condena para el presunto asesino de Marta Calvo: Jorge Ignacio encontró las piezas de caza perfectas

Jorge Ignacio, acusado de la muerte de Marta Calvo y dos mujeres más

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 11:55

Hace algo más de dos años que comenzó la investigación del caso de la desaparición de Marta Calvo y actualmente acapara todos los focos mediáticos en España. Dicha investigación ha conseguido avanzar hasta el punto de conocerse la sucesión de eventos que desencadenó dicha desaparición.

El responsable confeso de este crimen, Jorge Ignacio Palma, aseguró que la muerte de la joven fue accidental y se produjo tras haber practicado ambos sexo bajo los efectos de la cocaína y el alcohol. De acuerdo con su testimonio, una vez se percató de que esta no respiraba trató de deshacerse de su cadáver. Presa de la desesperación, adquirió varios serruchos, bolsas de plástico, lejía y ácido en establecimientos varios para tratar de dificultar el rastreo de estas transacciones con el fin de descuartizar el cuerpo sin vida de Marta Calvo, meterlo en diversas bolsas y depositarlas en contenedores varios entre Alcira y Silla, localidades valencianas.

La noche de la desaparición de la joven de Manuel (municipio valenciano), su madre, Marisol Burón, le preguntó vía teléfono móvil por su ubicación para saber que todo estaba en orden. Es por ello que Marta le escribió de vuelta dándole la dirección del piso de Jorge Ignacio Palma, en la calle San Juan Bautista de la mencionada localidad valenciana.

Desde los Cuerpos de Seguridad del Estado se decidió rastrear una planta de reciclaje cercana a dichas localidades, llamada Guadassur, para intentar encontrar dichos restos. Paralelamente, se realizó una búsqueda de restos biológicos exhaustiva dentro del domicilio de Palma. Fruto de esta búsqueda, se encontraron pelos y restos de piel que tras analizarse en un laboratorio del Servicio de Criminalística de Madrid se confirmó que pertenecían a Marta Calvo.

Todas las claves del caso de Marta Calvo

La familia de la víctima, Marta Calvo antes de entrar al juzgado



¿Qué ha salido a la luz durante la investigación?

Una vez se obtuvo el testimonio de Jorge Ignacio Palma, presunto asesino de la joven valenciana, otras víctimas vieron la oportunidad de poder testificar con el fin de conseguir que Palma sea llevado ante la justicia por sus abusos y agresiones.

La más joven de estas víctimas de abuso sexual por parte del presunto asesino de Marta Calvo, y supuestamente la primera en orden cronológico de los ocho casos de esta naturaleza por los que se le investigan, aseguró que el sospechoso utilizó cocaína para frotar todo su cuerpo, incluidas las cavidades vaginal y anal.

Además de estos ocho testimonios, la Policía ha podido conectar a Palma con otras dos víctimas mortales: Lady Marcela Vargas Rodas y Arliene Ramos, lo que se traduce, de confirmarse la culpabilidad del sospechoso, en tres cargos consecutivos por asesinato en el año de 2019, entre los meses de marzo y noviembre, tres asesinatos en nueve meses. En definitiva, hablamos de once casos entre presuntos asesinatos y abusos sexuales.

¿Cuál fue el modus operandi del presunto asesino?

En todos estos casos asociados directamente con el sospechoso, Jorge Ignacio Palma, se encuentra un factor en común, y este es el uso de cocaína en grandes cantidades para poder reducir a la víctima. En las denominadas 'fiestas blancas', Palma presuntamente introducía bolas de cocaína en el cuerpo de estas mujeres para posteriormente forzarlas a realizar ciertas prácticas sexuales no consentidas.

Todas las claves del caso de Marta Calvo

El presunto asesino durante uno de los momentos del juicio


Por otra parte, algunas de estas víctimas, como era el caso de Lady Marcela Vargas, ejercían como trabajadoras sexuales en situación vulnerable tras llegar a España en busca de recursos con los que mantener a sus familias en sus países natales. Para establecer contacto con Lady Marcela, Jorge Ignacio Palma presuntamente se sirvió de una identidad falsa a nombre de Lucas Cárdenas. Bajo este seudónimo, Palma contactaría el 14 de junio de 2019 con la fallecida para consultar tarifas y servicios. En estas conversaciones vía WhatsApp encontradas en el teléfono móvil de trabajo de Lady Marcela, la última conversación entre la víctima y el acusado concluyó con un abrupto mensaje en el que Palma escribió "Subo", como señal de que ya se encontraba en la puerta de la vivienda cuya dirección le fue facilitada por la propia víctima.

Últimos descubrimientos

En cuanto al supuesto asesinato de Arliene Ramos, se han realizado los análisis pertinentes sobre la sangre de la joven de manera posterior a la autopsia. La hipótesis original de una forense que certificó la muerte natural como causa del deceso de Arliene ha sido descartada por varios expertos en toxicología. Esto se debe a que dentro de esta hipótesis se contemplaba que la cantidad de cocaína en el flujo sanguíneo de Arliene fuera insuficiente como para provocar su fallecimiento, lo cual se debe, de acuerdo con los mencionados expertos, a que esta sustancia podría haberse metabolizado en el periodo de tiempo entre su entrada en el organismo y la llegada a urgencias de la joven, periodo al cual se suma el tiempo trascurrido hasta el análisis de sangre realizado, además de los efectos del suero que se le suministró en los intentos de reanimación. Por ello, sigue sin descartarse la probabilidad de que se tratara, de hecho, de una muerte violenta.

También se han conseguido avances en el caso de Lady Marcela Vargas, quien, de acuerdo con los testimonios policiales en el juicio de Jorge Ignacio Palma, presentaba restos de espuma en su boca cuando se encontró su cuerpo sin vida, indicio de que su muerte se produjo a causa de la intoxicación provocada por las grandes cantidades de cocaína que Palma presuntamente introdujo en su organismo.

Otras pruebas que podrían incriminar al acusado son los teléfonos que este poseía cuando se le intervino poco después de las muertes de Arliene y Lady Marcela, uno de los cuales era el teléfono utilizado por esta última víctima para establecer contacto con clientes potenciales. A su vez, a raíz de varias imágenes extraídas de metraje de seguridad de las cámaras del edificio en el que falleció Arliene Ramos tomadas en la fecha de su deceso, se ha podido identificar al sospechoso presente en la escena del supuesto asesinato.

El proceso judicial continúa a día de hoy, por lo que aún se espera una mayor cantidad de indicios que por fin puedan ayudar a dilucidar las circunstancias en las que se produjeron estos casos de abuso y agresión sexual, además de las muertes de Marta Calvo, Lady Marcela Vargas y Arliene Ramos.

Dos años sin Marta Calvo

Hace justo dos años, Marta Calvo enviaba a su madre por Whatsapp una ubicación que la situaba en Manuel, un pequeño pueblo de la provincia de Valencia. Eran las tres de la madrugada del 7 de noviembre de 2019. La joven de 25 años, natural de Estivella, acudió a la cita que había concertado con Jorge Ignacio Palma , el colombiano de 38 años que un mes después, el 4 de diciembre, se entregó en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent de madrugada y aseguró haberla descuartizado: "Soy la persona que estáis buscando".

En una primera confesión, el hombre explicó que era su cumpleaños y quiso contratar a una chica de compañía. "En un momento, ella me dijo que estaba muy cansada y que quería dormir y yo la invité a dormir en la cama. Al despertar vi que estaba muerta, a mi lado. Me contó que llevaba dos días de fiesta y por eso estaba cansada".

Según su única declaración, la joven murió tras una noche de sexo y cocaína . Una práctica sexual denominada "fiesta blanca" que consiste en la introducción de droga en los genitales. De hecho, el detenido, en prisión sin fianza, podría estar implicado en hasta diez casos similares, tras la denuncia de una decena de mujeres supervivientes a este juego mortal y la reapertura judicial de otros dos sucesos cerrados relacionados con la muerte de prostitutas por consumo de estupefacientes en Valencia.

Con la joven muerta en su cama, pensó en tirarse a las vías del tren, pero al final decidió desmembrar el cuerpo, para posteriormente arrojar sus partes en diferentes contenedores de Silla y Alzira. La Guardia Civil buscó durante ocho meses en el vertedero de Dos Aguas alguna pista que corroborara esta versión, algo que no sucedió.

El sospechoso compró sierras y guantes, entre otros, en tiendas de la zona. En su declaración puso el foco en que para descuartizar a la víctima en la ducha se desnudó para no dejar huellas y después limpió a fondo la casa, se encontró ADN de la joven, porque iba a visitarlo su madre desde Mallorca para celebrar juntos su cumpleaños. A su progenitora, dijo, no le contó nada de lo sucedido allí la noche anterior.

Los investigadores creen que la muerte de Marta Calvo no fue accidental. Desde la cárcel se sigue negando a desvelar el paradero del cuerpo. Sin cadáver, el acusado puede aferrarse a su versión en un juicio con jurado popular que no tardará en llegar. Palma, que estuvo encarcelado en Italia por tráfico de drogas, no contó toda la verdad y el rastreo de sus nueve líneas telefónicas ha revelado más contradicciones en un relato que tuvo un mes para preparar.

Tiempo en el que dijo estar viviendo en casas abandonadas, aunque el análisis de los datos manifestó movimientos constantes entre municipios de la comarca y la capital del Turia. Días en los que se deshizo del coche con el que había recogido a Marta en Valencia y de los mismos teléfonos que han ido detallando sus posicionamientos.

Un mapa que permitió activar una nueva búsqueda del cuerpo de la chica el pasado mes de septiembre en varios parajes forestales de Manuel, con la ayuda de perros especialistas, y en una casa abandonada de Villanueva de Castellón. Como todas las pesquisas anteriores, estas tampoco dieron frutos.

Dos días después de la desaparición, la madre de Marta, Marisol Burón, se personó en la localidad de apenas 2.500 habitantes y preguntó al presunto homicida por el paradero de su hija. Palma abrió la puerta de la vivienda alquilada desde tres meses atrás y le contestó que no conocía a la joven. En ese momento, su progenitora interpuso la denuncia ante las autoridades. Sin embargo, hasta varios días más tarde no se inició la búsqueda de la chica.

La madre de la desaparecida, Marisol Burón, hizo llegar en noviembre del pasado 2021 una carta a todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados para pedirles que "aumentaran las penas a los criminales que no revelen dónde están los restos de sus víctimas".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Mediodía COPE

Mediodía COPE

Pilar García Muñiz

Escuchar
Directo Deportes COPE Mediodía

Deportes COPE Mediodía

Con José Luis Corrochano

Escuchar