• Lunes, 15 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Los jóvenes españoles utilizan 500 insultos más que el resto de hispanohablantes

El Diccionario de la Lengua recoge 745 palabras despectivas, las cuales utilizan los adolescentes "para soltar adrenalina" y terminan "corrigiendo"

Imagen de recurso

 

María Bandera
@Mgbandera

Redactora jefe y directora de COPE Cool

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 08 mar 2024

Hace no mucho el diario The Times publicaba un artículo que levantaba algunas ampollas. Su autor aseguraba que para parecer un verdadero español había que maldecir como un soldado y olvidarse de las nociones anglosajonas de educación, discreción y decoro.

El artículo estaba escrito en clave humorística, lo que no quita preguntarse si detrás se esconde alguna realidad. ¿Deberíamos preocuparnos por cómo hablan los jóvenes españoles, que a fin de cuentas son el futuro de nuestra sociedad? ¿usan muchos tacos en su conversación?

Los adolescentes españoles dicen muchos tacos, demasiados

Sí, y muchos. "Nuestros adolescentes dicen demasiados" , reponde tajante a cope.es,Fernando Vilches, profesor del Área de Lengua Española de la ETSIT y colaborador de 'Herrera en COPE'y 'La Linterna' . “Es habitual ver tanto a chicos como a chicas recurrir a ellos por los pasillos de la Universidad”. “Gilipollas, hijo de puta, cojones y coño”, son los más usados, destaca el también autor del libro ‘La divertida aventura de las palabras. Del buen uso del español’ . De hecho apunta que “en algunos lugares de Hispanoamérica a los españoles nos llaman 'los coños', por la cantidad de veces que recurrimos a esta palabra”.

Y la Fundéu lo confirma, el español es un idioma rico en tacos. Y para asegurarlo se remite a los datos. "En el Diccionario de la Lengua Española hay 745 palabras o expresiones marcadas como despectivas, 21 como insultos y 270 voces o expresiones malsonantes, mientras que el Diccionario de americanismos registra 234 voces o expresiones con la marca vulgar, 207 con la de despectivo y 80, de las 340 que tienen la marca de juvenil, son despectivas".

SIEMPRE HA ESTADO PRESENTE EN LA JUVENTUD

Lo cierto es que el taco “siempre ha estado presente en la juventud”, si bien "ahora se recurre a él con mayor frecuencia", asegura el profesor Vilches . “Antiguamente la educación era de otra manera y la regañina era gorda si los usabas. Ahora las familias se preocupan menos de cómo hablan los chicos”.

En general con esta generación “se ha empobrecido” el lenguaje. “Nuestros padres hablaban mejor que nosotros”. “Ahora los padres tienen menos presencia en casa, hay un menor control y delegan la educación en el colegio”, labor que por otro lado no le corresponde, ya que su función debería limitarse a “coeducar”.

Declaraciones como las de la ministra de Educación, la socialista Isabel Celaá, quien aseguraba que los hijos no son de los padres, si no que pertenecen al Gobierno, no ayudan., advierte el experto. “Es una barbaridad, algo de la época de Stalin y un absurdo”.

LOS TACOS NO SIEMPRE SON MALOS

Pero echar mano de un taco no siempre es malo. “Es una parte más de nuestro lenguaje, que debe usarse con propiedad y en el momento oportuno, como por ejemplo cuando estás en tu casa y te das un martillazo en el dedo. En ese momento recurrir a uno, "nos permite soltar algo de adrenalina”.

Fuera de esas circunstancias "no tienen sentido", simplemente reflejan la “ausencia de argumentos” y resta “capacidad de elaboración” del mensaje a los jóvenes.

Audio

El profesor Vilches tampoco ve con buenos ojos utilizarlos de manera amable, del tipo 'este cocido es cojonudo'. "El español es un idioma muy rico, con preciosas palabras que no tienen que ver con el lenguaje soez, y los tacos solo hacen que empobrecerlo”.

El uso de palabras malsonantes se cura con los años

Por lo general, explica “en España somos muy dados al insulto y a la descalificacion. Decía Quevedo que si los envidiosos volaran, habría un eclipse de sol en España. Hay mucha envidia y mediocridad, si un chico empieza a hablar bien, llama la atención del resto de la pandilla que le mira como algo raro. Estamos rebajando la cultura y la educación por pertenecer al grupo”.

Audio

No obstante, pese a que los adolescentes puedan empezar a usar las palabras malsonantes en una fase de su vida con el fin de integrarse, hay una buena noticia; “se cura con los años”. “A medida que maduran van siendo conscientes de que para salir al mundo laboral, tienen que cultivar un buen lenguaje”. Es decir, si el individuo es medianamente normal y sufre una evolución lógica, empezará diciendo con 12 años 'este es mi tronco' y más adelante se referirá al sujeto en cuestión como 'mi amigo”.

Audio

FRENTE A SU FRUSTRACIÓN, APARECE EL TACO COMO LIBERADOR

“Los tacos aparecen en el discurso cuando hay una intensidad afectiva que no se puede simbolizar", explica Irene Sáez Larrán, psicóloga y psicoterapeuta especialista en jóvenes y autora de "GuíaBurros:​Guía para entender a los adolescentes' (Editorial Editatum).

Audio

Los jóvenes, advierte la especialista “suelen tener muchas dificultades para expresar con palabras lo que sienten, porque muchas veces, ni ellos mismos saben identificar lo que les sucede. En general, sus actos, las cosas que hacen, van cargadas de mucho significado. Y frente a esa carga afectiva que le genera situaciones de frustración, enfado o incluso alegría, aparece el taco como liberador”.

¿Qué esconden? “Enfado, ira, tristeza, sentimientos de los que nadie quiere saber y que nos generan mucho dolor. Y si les podemos colocar a alguien, (a través del taco) mejor", advierte a COPE.

Audio

Hay que entender que los adolescentes están en un momento complicado . “Pasan de ser niños a adultos, necesitan separarse del mundo en el que hasta ahora han estado viviendo, se sienten decepcionados, enfadados y tristes. Lo que esperaban del mundo, resulta que no corresponde con lo que la vida les va exigiendo. Es un proceso de decepción muy necesario para poder seguir creciendo" y eso se refleja en su forma de hablar.

Los jóvenes suelen tener dificultades para expresar con palabras lo que sienten

GRAN FALTA DE RESPETO ENTRE ELLOS

"Mi sensación es la falta de educación y la falta de respeto entre ellos. El uso del mote fácil, las risas con el fin de ridiculizar, los empujones para saludarse, son hábitos que ya ven normales", lamenta María García, profesora de Secundaria en Madrid desde hace 10 años.

Y entremedias de esa comunicación, advierte, recurren al taco. "Está muy integrado en su lenguaje, que por lo general es muy pobre, tanto a nivel oral como escrito".

En su opinión hay dos factores que influyen en esta "pobreza" de su expresión. Por un lado, "la sociedad hace la vista gorda respecto a su vocabulario y por otro, carecen de hábito de lectura".

Leen poco y la sociedad hace la vista gorda con su vocabulario

Pero también esa falta de respeto, afecta al profesorado. "Cada vez es más frecuente que no te dejen concluir una explicación o que hablen constantemente en clase". Para García, este comportamiento no depende tanto del nivel sociocultural, como de la educación que reciben en casa y que "se manifiesta en el aula", concluye

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Juanma Castaño

Escuchar