Boletín

CIENCIA INVESTIGACIÓN

Jean-Pierre Sauvage: Europa se ha beneficiado del talento científico español

El investigador francés Jean-Pierre Sauvage, premio Nobel de Química 2016, ha asegurado hoy en Valencia que Europa "se ha beneficiado tremendamente" de la diáspora del talento científico español, aunque es consciente de que "es una circunstancia triste" para ellos.,Sauvage ha hecho estas manifestaciones en rueda de prensa, antes de ser investido este martes doctor honoris causa por la Universitat Politècnica de València (UPV), y ha señalado que en Francia "numerosos cent

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:39

El investigador francés Jean-Pierre Sauvage, premio Nobel de Química 2016, ha asegurado hoy en Valencia que Europa "se ha beneficiado tremendamente" de la diáspora del talento científico español, aunque es consciente de que "es una circunstancia triste" para ellos.

Sauvage ha hecho estas manifestaciones en rueda de prensa, antes de ser investido este martes doctor honoris causa por la Universitat Politècnica de València (UPV), y ha señalado que en Francia "numerosos centros han acogido con los brazos abiertos a los investigadores españoles, a sabiendas de que es gente de excelente nivel y altamente cualificada".

El investigador francés fue galardonado con el premio Nobel de Química 2016 junto a James Fraser Stoddart y Bernard Lucas Reinga por la síntesis de las "máquinas moleculares", un conjunto de moléculas capaces de ponerse en marcha de forma controlada a partir de un estímulo (una señal de luz, un impulso térmico o eléctrico) y reproducir en la escala nanométrica los movimientos de rotación, traslación y contracción.

Preguntado por las aplicaciones de estos estudios en el futuro, Sauvage ha afirmado categórico que "la ciencia básica es el origen de todo", y en la actualidad el hallazgo de las máquinas moleculares ya ha generado nuevos materiales como son los "films inteligentes".

A corto plazo, ha añadido, en sectores como la medicina, "se abren posibilidades muy emocionantes" ya que ha señalado que las máquinas moleculares podrán viajar en la sangre para transportar fármacos hasta un objetivo concreto (una célula maligna, un virus o una bacteria) y liberar allí su carga, y "hay trabajos muy prometedores en ese sentido".

A las generaciones más jóvenes, futuros científicos, el investigador, fan de Jimi Hendrix y de Japón, les ha recomendado que "si no lo pasan bien con la ciencia se dediquen a otra cosa", y que "no dejen de aprender", lean, asistan a conferencias y se interesen no solo por los avances de su especialidad, sino que tengan curiosidad "un poco por todo".

Del mismo modo, les ha animado a arriesgar y a saltar a otros campos en lugar de trabajar siempre en la misma especialidad y adentrarse en lugares donde no se sientan tan cómodos o expertos, "porque ahí es donde están las oportunidades".

El químico francés, que vivía parcialmente retirado, se dedica ahora a impartir conferencias en medio mundo aunque, según ha confesado, se ve obligado a rechazar unas 350 invitaciones al año por falta de tiempo.

Lo más