Más directos

#SANISIDRO2015 | PROTAGONISTAS (9ª DE FERIA)

Diego Ventura: "Mientras siga soñando jamás tendré techo"

El rejoneador hispano-luso Diego Ventura ha conseguido este sábado su duodécima Puerta Grande de la plaza de toros de Las Ventas tras una actuación rotunda.

Diego Ventura mostrando las dos orejas conquistadas este sábado en la plaza de Las Ventas. EFE

Diego Ventura mostrando las dos orejas conquistadas este sábado en la plaza de Las Ventas. EFE

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:46

Ventura, que ha protagonizado una de las tardes más rotundas de cuántas se le recuerdan en Madrid, señaló que sigue con la misma ilusión de un niño, pues después de tantos años y doce Puertas Grandes en la primera plaza del mundo, "mientras siga soñando jamás tendré techo"."Ha sido una tarde redonda, de las mejores que he cuajado en Madrid. Estoy tremendamente feliz de haber vivido emociones tan bonitas. Hoy es de esos días en los que voy a celebrar como nunca este triunfo, pues de verdad que ha sido de las actuaciones más sentidas de toda mi carrera", reconoció."Hay gente que se pregunta dónde está mi tope, y yo pienso que, ahora mismo, no lo tengo; me veo seguro tanto con el toro bueno como con el malo, y eso habla mucho del momento que estoy atravesando. Un sueño. Como lo es ver Madrid así y cuajar toros así", continúo relatando el rejoneador.Y eso que en su primero, al que firmó la faena más importante de la tarde, lo echó todo por la borda en la suerte suprema, algo a lo restó importancia Ventura, pues lo verdaderamente notable es "emocionar a la gente, emocionarme a mí mismo y sentirme torero"."Las figuras tenemos que subir siempre el listón. Estar desde el 2005 en la cima, compitiendo con toreros nuevos, después de que se mueran tantos caballos estrellas, y seguir ahí... creo que dice mucho de mí", explicó Ventura.Sobre la no concesión del rabo en su segunda faena, después de que el presidente sacara tres veces el pañuelo, el hispanoluso reconoció que "me hubiera hecho una ilusión tremenda, pero soy consciente que lograr un rabo en Madrid es algo dificilísimo, hay que estar perfecto, y vuelvo a remarcar que lo importante han sido las emociones vividas", concluyó antes de la salida a hombros.

Lo más