COPE

Línea editorial: "Represión en Myanmar: un signo de debilidad del ejército"

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 22:50

La escalada violenta por parte de la junta militar en Myanmar hace temer un baño de sangre, pero se trata de una muestra de debilidad de los golpistas. Acostumbrados a manejar durante décadas el país, los militares no digirieron bien la estrepitosa derrota del partido que les apoya en las segundas elecciones democráticas birmanas, celebras en noviembre. De 476 escaños, consiguieron 33, frente a los casi 400 de Aung San Suu Kyi. La paradoja es que, pese a su mala relación personal con el jefe del ejército, la líder democrática lleva años blanqueando y adoptando políticas nacionalistas del gusto de los uniformados, como en el caso de los rohinyás. Todo ha sido en vano. O quizá no tanto. Primero, porque las posiciones en el ejército no son monolíticas. Y esas diferencias pueden empezar a emerger, a medida que se mantiene la firme resistencia popular al golpe de estado, incluido un importante sector del funcionariado. Cuando la democracia regrese a Myanmar, lo que ocurrirá tarde o temprano, será inevitable una reforma constitucional, sin los privilegios que hasta ahora han mantenido los militares. También podría peligrar el peso hegemónico de China, aliada de los golpistas. La Administración Biden cuenta con expertos que desempeñaron un importante papel en la transición de hace 10 años. Si juegan ahora sus cartas con prudencia y habilidad, darán un paso importante para revertir el peso perdido en el sudeste asiático

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE