Malí, un país en lucha constante contra el yihadismo

La República de Malí o Mali, es un país de África Occidental, el octavo más extenso de África que limita al norte con Argelia, al este con Níger, al oeste con Mauritania y Senegal y al sur con Costa de Marfil, Guinea y Burkina Faso.

ctv-mlp-mapa-mal

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:21

 La capital es Bamako y su población, estimada, es de alrededor de 14,5 millones de habitantes, el 80% es menor de 30 años.

La agricultura y la pesca es la base de su estructura económica, pese a ser un país rico en recursos naturales como oro, uranio y sal, está considerada una de las naciones más pobres del mundo económicamente. Alrededor de la mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza internacional, establecido en 1,25 dólares por día.

El actual territorio maliense fue sede de los tres imperios de África Occidental que controlaban el comercio transahariano: el Imperio de Ghana, el Imperio de Malí (del cual Malí toma su nombre) y el Imperio songhay. A fines del siglo XIX, Malí cayó bajo el control de Francia, pasando a formar parte del Sudán francés. En 1959 consiguió su independencia junto con Senegal, convirtiéndose así en la Federación Malí, la cual se desintegraría un año después. Tras un tiempo en el que solo existía un partido político, un golpe de Estado en 1991 llevó a la redacción de una nueva constitución y al establecimiento de Malí como una nación democrática con un sistema pluripartidista. 

En 1992, Alpha Oumar Konaré ganó las primeras elecciones presidenciales democráticas del país. Tras su reelección en 1997, el presidente Konaré impulsó reformas políticas y económicas y luchó contra la corrupción. En 2002, fue reemplazado por Amadou Toumani Touré, un general retirado que lideró el golpe de Estado en contra de los militares e impuso la democracia en 1991.

El 21 de marzo de 2012 un grupo de militares derrocó al presidente Amadou Toumani Touré en un sangriento golpe de estado; los militares golpistas, que justificaron su acción por el insuficiente apoyo de Touré y su gobierno a los militares en su lucha contra los guerrilleros separatistas de etnia tuareg del norte del país, cerraron las fronteras del país y formaron una junta militar de gobierno. En enero de 2013 se inició una intervención militar por parte de Francia para frenar la expansión de los rebeldes islámicos en el norte del país.

La constitución de Malí establece la independencia judicial,​ pero el poder ejecutivo ejerce influencia sobre el poder judicial en virtud de su facultad de designar jueces y supervisar tanto las funciones judiciales como la aplicación de ley.​ Los tribunales malienses de mayor jerarquía son la Corte Suprema, que tiene competencias judiciales y administrativas, y un Tribunal Constitucional independiente que proporciona control jurisdiccional de los actos legislativos y sirve como árbitro electoral.​ Existen varios tribunales menores, aunque los jefes de las aldeas y los ancianos se encargan de resolver los conflictos locales en las aldeas.

EL PELIGRO DEL YIHADISMO

Las últimas noticias que llegan de Malí es un ataque yihadista. Fechado el pasado 2 de mayo en Bamako, la información habla de una matanza de civiles en las localidades de Tindinbawen y Taylalene en la región de Menaka, al norte del país. Los autores de esta "ejecución sumaria" fueron seguidores del Estado Islámico (EI) en el Sahel, facción local dirigida por Abu Walid al Saharaui, indicó el grupo GATIA (pro gubernamental) en un comunicado, informa la agencia EFE que recuerda que esta acción pudo deberse a un deseo de venganza por parte del Estado Islámico tras la destrucción, el pasado 22 de febrero, en la zona, en una operación conjunta de los ejércitos de Níger y Mali, ayudados por milicias de la misma GATIA.

Para ayudar al ejército maliense a luchar contra el yihadismo hay una misión de la Unión Europea. 300 de los militares desplegados en la zona son españoles e intentan evitar que Mali sea de nuevo la sede del nuevo Califato, 

Como dijo la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, nuestros soldados tratan de “evitar una degradación irreversible de la situación que sin duda tendría incalculables consecuencias” para la región y para Europa, "si cae Mali, cae el Sahel entero".

MISIONEROS ESPAÑOLES

Hermanas del Ángel de la Guarda: Se encuentran en Bamako. Gestionan el Centro de Salud de NAFADJI y un centro de costura. También sirvieron de enlace para la construcción del Colegio Djanguinébougou.

Hermanas Franciscanas de María Auxiliadora: Supervisan la gestión del Colegio de Bakaribougou y un Centro sociocultural de la mujer con dos sedes, una en Souban-Koulikoro y otra en Gare-Koulikoro. 

Los Padres Blancos:  Se encuentra en la ciudad de Kati, a unos 30 minutos en coche al noroeste de Bamako . 

Lo más