CASO DE MIGUEL

Juicio por corrupción que afectó a PNV podría terminar con una conformidad

El juicio por el caso De Miguel, la supuesta trama de cobro de comisiones ilegales en la que están imputados exdirigentes del PNV alavés, podría suspenderse el próximo lunes de manera temporal para que los acusados y la Fiscalía traten de cerrar un acuerdo de conformidad.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:52

El juicio por el caso De Miguel, la supuesta trama de cobro de comisiones ilegales en la que están imputados exdirigentes del PNV alavés, podría suspenderse el próximo lunes de manera temporal para que los acusados y la Fiscalía traten de cerrar un acuerdo de conformidad.

Ese día está previsto que se reanude tras el parón vacacional la vista por este caso en la Audiencia Provincial de Álava con el inicio de la declaración de los 26 acusados.

Sin embargo las conversaciones iniciadas entre la Fiscalía y letrados de la defensa, entre ellos el del principal procesado en esta causa, Alfredo de Miguel, ex número dos del PNV alavés, en busca de un acuerdo de conformidad han provocado que se haya planteado entre las partes la posibilidad de solicitar esa suspensión al tribunal.

Fuentes jurídicas consultadas por Efe han confirmado esas conversaciones entre el Ministerio Público y la defensa de De Miguel pero también que ese diálogo no se ha producido con todos los letrados, y que durante este fin de semana va a ser "complicado" que se puedan llevar a cabo los contactos necesarios para lograr una posible conformidad antes del inicio del interrogatorio de los acusados el lunes.

Por ello, las mismas fuentes han estimado hoy que lo mejor sería que ese día en Sala las partes solicitaran la suspensión de la vista al tribunal para poder avanzar en un acuerdo, que pasaría por el reconocimiento de algunos delitos a cambio de una pena menor.

Las mismas fuentes han explicado que una posible conformidad debería entonces cerrarse en un mes, plazo máximo en el que puede estar suspendido un procedimiento.

La Fiscalía ha pedido más de 54 años de cárcel para De Miguel, al que ha acusado de liderar una trama de cobro de comisiones ilegales y de valerse de las responsabilidades políticas que tenía por su pertenencia al PNV para obtener un "ilícito beneficio económico destinado a su enriquecimiento personal y de terceras personas".

Su defensa ha reclamado la absolución y ha llegado a calificar el escrito de acusación del Ministerio Público de "relato fabulado", "huérfano de prueba" e incluso "rocambolesco".

En el banquillo de los acusados también se sientan otros dos exmiembros del PNV alavés Aitor Tellería y Koldo Ochandiano; así como el que fuera viceconsejero de Cultura y Juventud del Gobierno Vasco con Juan José Ibarretxe, Gurutz Larrañaga; el expresidente de la Red de Parques Tecnológicos del País Vasco Julián Sánchez Alegría y la que fuera alcaldesa de Zambrana (Álava) por el PNV María Justina Angulo, entre otros.

Lo más