Beatriz Fanjul, en COPE: “El avance de Bildu me produce mucha angustia y rechazo”

La diputada número 89 del PP, confirmada este mismo miércoles, nos transmite los anhelos que perseguirá desde su escaño

Audio

 

Redactor de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:28

Beatriz Fanjul (Bilbao, 1991) es noticia a nivel nacional este miércoles, tras haberse convertido en la diputada número 89 del Partido Popular de cara a la próxima legislatura. Tras el recuento del voto exterior y de los sufragios impugnados, el PNV ha perdido un escaño que en principio era suyo en País Vasco. COPE ha hablado con su nueva poseedora.

“En el PP vasco lo hemos peleado hasta el último minuto. No íbamos a dejar escapar un escaño que representa el constitucionalismo vasco”, confiesa Fanjul. Se trata de la única parlamentaria de centroderecha con la que contará su Comunidad Autónoma, lo cual supone una gran responsabilidad.

La división de los tres partidos (PP, Ciudadanos y Voxno es algo de lo que yo esté orgullosa ni de acuerdoEstoy trabajando para tratar de unificar fuerzas”, avisa la nueva diputada del PP. Su gran preocupación, el nacionalismo, tiene nombre y apellidos: Bildu. “Me preocupa. El avance que está teniendo un partido que no condena los asesinatos y la violencia me produce mucha angustia y rechazo”, valora Fanjul.

 

No existe un nacionalismo moderado: es excluyente y sólo pretende dividir, enfrentar. Tenemos que ponernos enfrente, marcar las distancias y decirles ‘Hasta aquí’. Ya que no lo va a hacer Pedro Sánchez…”, prosigue en la misma línea.

Fanjul tiene muy claras sus prioridades de cara al debut en el Congreso: “Es muy importante que España no desaparezca del País Vasco. El nacionalismo es como una religión aquí. En Vizcaya, es como ser del Athletic: algo que la gente ya ni siquiera se plantea. Existe otro tipo de País Vasco: más libre, que no esté bajo imposiciones… Que tenga futuro”.

Aunque “el PP todavía tiene que trabajar para hacerse más fuerte” en País Vasco, la política bilbaína se niega a distinguir entre “vascos de primera, los que son vascos, y de segunda, los que somos nacionales”Tampoco se fía del PNV, que “tiende a moderarse cuando hay elecciones” y “le coge la mano a Bildu en el Parlamento vasco para tratar de hacer una reforma del Estatuto”.

Los desafíos son muchos, pero Fanjul confía en poder “aprender de esos 88 diputados del PP” (todos sin contarse a sí misma) y apoyarse en ellos. Cayetana Álvarez de ToledoPablo Casado o Antonio González Terol son algunos de los espejos en los que se mira una enfant terrible que promete serlo también en el salto a Madrid.

Lo más