CIS BARÓMETRO (Previsión)

La preocupación ciudadana por las pensiones sube al nivel más alto en 30 años

La preocupación de los ciudadanos por el futuro de las pensiones se ha duplicado en el último mes hasta alcanzar su nivel más alto desde 1985, el máximo de toda la serie histórica, mientras continúa bajando la inquietud de los españoles por la independencia de Cataluña, según la última encuesta del CIS.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 15:24

La preocupación de los ciudadanos por el futuro de las pensiones se ha duplicado en el último mes hasta alcanzar su nivel más alto desde 1985, el máximo de toda la serie histórica, mientras continúa bajando la inquietud de los españoles por la independencia de Cataluña, según la última encuesta del CIS.

El barómetro del CIS, elaborado entre el 1 y el 13 del pasado mes de marzo, refleja que las pensiones escalan hasta el quinto puesto en la lista de problemas coincidiendo con las masivas movilizaciones en defensa del sistema público de pensiones.

Ya son citadas por un 15,5 por ciento de los encuestados frente al 8,8 por ciento de la encuesta elaborada en febrero.

Del otro lado, la independencia de Cataluña vuelve a caer a su nivel más bajo desde el referéndum ilegal del 1 de octubre, con un 8,6 por ciento de los encuestados frente al 11,3 por ciento del mes pasado.

No hay cambios en los primeros puestos de la lista, encabezada por el paro, con un 65,9 por ciento -cuatro décimas más que en febrero-, seguido de la corrupción, que baja más de cuatro puntos hasta el 34,5 por ciento.

Le siguen "los políticos", con un 26 por ciento, y los problemas de índole económica, al que citan el 19,7 por ciento de los encuestados.

Ya justo detrás se cuelan en la lista las pensiones con un 15,5 por ciento, subiendo del noveno al quinto puesto en solo un mes.

Al igual que el mes pasado, destaca la escasa preocupación que genera en los encuestados los problemas relacionados con la mujer o la violencia machista, pese a que el trabajo de campo de este barómetro se realizó en los mismos días de la huelga feminista del 8 de marzo.

Solo un 1 por ciento de los ciudadanos cita la situación de las mujeres como uno de los tres principales problemas del país -0,5 en febrero- y un 2,1 habla de la violencia machista -2,4 el mes pasado-.

El CIS pregunta también a los ciudadanos por la percepción de los españoles sobre la situación política y económica.

Un 74,9 por ciento califica la situación política de "mala o muy mala", cuatro puntos más que en la anterior encuesta, y un 20,1 regular, mientras bajan los que la ven como "buena o muy buena", del 3,6 por ciento al 2,7 por ciento de los encuestados.

A un año vista, también descienden los que creen que la situación política mejorará, del 13,3 por ciento de febrero al 10,2, al tiempo que aumentan los que consideran que la situación política irá a peor, del 26,2 de hace un mes, al 29,1 por ciento de este barómetro.

Pesimismo que se refleja en parte también cuando se pregunta a los españoles por la situación económica.

Aunque aumentan ligeramente hasta el 6,2 por ciento los que califican de "buena o muy buena" la situación de la economía, también suben los que la ven como "mala o muy mala", desde el 54,1 hasta el 58,9 por ciento.

Escenario que se repite cuando se pregunta a los ciudadanos a un año vista.

Caen al 21,4 por ciento los que creen que la situación irá a mejor -23 por ciento en febrero- y aumentan los que piensan que la economía empeorará, del 18,9 al 21,4 por ciento.

Como todos los meses, el CIS hace un apartado especial sobre la opinión de los españoles sobre el modelo territorial.

Los partidarios de que el Estado reconozca a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en estados independientes ha caído a su nivel más bajo de los últimos seis años hasta el 7,7 por ciento de los españoles.

En solo un mes, los partidarios de la independencia han bajado dos puntos, del 9,7 al 7,7 por ciento de los encuestados, cuando en su nivel más alto, en noviembre de 2014, alcanzó el 12,4 por ciento de los ciudadanos.

Del otro lado, los españoles que apuestan por un Estado central sin comunidades autónomas también desciende, del 20,3 por ciento de febrero, al 18,8 de marzo.

Por contra, suben algo los que reclaman comunidades con menor autonomía -9,8 por ciento- y aumentan un punto los españoles que piden comunidades con más autonomía, del 12,6 al 13,6 por ciento.

No obstante, la mayoría de los encuestados -38,1 por ciento- apuestan por mantener el estado autonómico como está en la actualidad, casi dos puntos más que en la anterior encuesta.

Lo más