Acaba la moratoria fiscal para pymes y autónomos

Muchos negocios pedirán un aplazamiento en el pago de impuestos

ctv-5rc-b442d6d1d4d3f8d85d1d3c0088cf1cb8c9beb4abw
Joaquín Vizmanos
@jmvizmanos

Jefe de Economía de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:05

Hace un mes el Gobierno dio in extremis una moratoria para que 3,4 millones de pymes y autónomos, los que facturan menos de 600.000 euros, abonasen varios impuestos correspondientes al primer trimestre del año, como el IVA o el pago fraccionado de Sociedades. Hoy termina ese pequeño balón de oxígeno. Los afectados tienen dos opciones. O declaran y liquidan sus tributos con normalidad o los presentan, pero solicitando un aplazamiento de las deudas durante seis meses. Hasta ayer los tres primeros eran sin intereses pero al final se han ampliado a cuatro después del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para prorrogar el estado de alarma.

El problema es que falta liquidez. Alberto, un autónomo que tiene una empresa de reformas, ya ha pedido el aplazamiento fiscal. “Estoy en la misma situación que en abril, sin ingresos. Espero que cuando tenga que pagar haya recuperado la actividad porque de lo contrario tendré que cerrar y quedarme con una deuda que no he provocado yo”, afirma a COPE. Lorenzo Amor, el presidente de ATA (Asociación Nacional de Autónomos), ha reprochado a través de las redes sociales al Gobierno que la moratoria no haya sido más amplia. “Ayudar hubiera sido retrasarlo al 20 de julio”, ha señalado.

¿Qué es lo que hay que hacer?

Si el autónomo ya dispusiera de liquidez suficiente y quisiera dejar saldadas sus cuentas con la Agencia Tributaria, ahora mismo, sólo tendría una opción: el pago por NRC (Número de Referencia Completo). Se trata de un código que emite la entidad bancaria y que funciona como un cheque o tarjeta de débito para que Hacienda cobre de forma instantánea las deudas de las liquidaciones pendientes.

A causa del COVID-19, las formas de abonar el pago para declaraciones que salgan en positivo -a pagar- se reducen a una. El NRC sería la única vía posible a día de hoy porque las oficinas continúan cerradas de cara al público, y el plazo para la domiciliación finalizó el pasado 15 de mayo.

En el caso de que el autónomo, en vez de presentar y liquidar sus impuestos este mes de mayo, prefiera aplazarlos durante unos meses para conseguir algo de liquidez y hacer frente a sus obligaciones más adelante, el mecanismo sería muy parecido. También habría que presentar la declaración aunque, esta vez, marcando la opción de aplazamiento de deudas.

Para los que opten por el aplazamiento de impuestos deben saber que esta medida está destinada únicamente a empresas y autónomos con un volumen de operaciones inferior a 6.010.121,04 euros. El importe a aplazar no debe superar el límite de 30.000 euros como deuda total con la Administración y no se aceptarán aplazamientos si hay deudas pendientes con la Agencia Tributaria. La moratoria se hará en único plazo de seis meses.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar