• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

CULTURA PINTURA (Crónica)

Un "cuaderno de viaje" retrata a Sevilla en quinientas acuarelas

El ilustrador gaditano Joaquín González Dorao siempre viaja con un cuaderno de viaje en el que, con lápiz y acuarela, trata de atrapar el espíritu de ciudades y países, algo que ha hecho con Sevilla, ciudad en la que vivió en su juventud y que ha retratado en quinientas acuarelas.,"Acuarelas de Sevilla" (Tébar Flores) reúne desde panorámicas de la ciudad hasta detalles sueltos de sus fiestas y folclore o retratos de sus hijos más ilustres, desde Velázq

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:16

Alfredo Valenzuela.

El ilustrador gaditano Joaquín González Dorao siempre viaja con un cuaderno de viaje en el que, con lápiz y acuarela, trata de atrapar el espíritu de ciudades y países, algo que ha hecho con Sevilla, ciudad en la que vivió en su juventud y que ha retratado en quinientas acuarelas.

"Acuarelas de Sevilla" (Tébar Flores) reúne desde panorámicas de la ciudad hasta detalles sueltos de sus fiestas y folclore o retratos de sus hijos más ilustres, desde Velázquez a Gustavo Adolfo Bécquer.

González Dorao, que estudió Biología en la Universidad de Sevilla aunque luego su quehacer profesional se centró en la publicidad y la ilustración, ha dicho a Efe que debe esta pulsión artística a su "pasión viajera" y a su costumbre de llevar siempre su "cuaderno de viaje", un sistema que le ha servido para dedicar libros semejantes al de Sevilla a otras ciudades como Bilbao, Granada, Málaga, Cádiz o Toledo.

Igualmente ha publicado colecciones de acuarelas que describen países como Marruecos, China, Perú, India, Turquía y Brasil, por lo que ha asegurado que "tenía una deuda con Sevilla", ciudad que conoció bien en su juventud y a la que ha vuelto para terminar este "cuaderno de viaje", un libro que reproduce las acuarelas en papel de dibujo, con diseño apaisado y tamaño de cuartilla.

El artista ha explicado que, además de componer la mayoría de las páginas como un "collage" en el que reúne varias acuarelas con varios motivos, las dota de una tipografía particular que reproduce nombres de calles o plazas o alusiones a las fiestas, tradiciones y hasta a los dos grandes equipos de fútbol de la ciudad.

"Concibo la tipografía como parte de la ilustración, como un elemento gráfico más, y además incorporo la tipografía del lugar, como, en el caso de Sevilla, los azulejos que llevan los nombres de las calles en el barrio de Santa Cruz", ha explicado el artista, cuyas acuarelas también reproducen motivos y composiciones propias de los azulejos de Triana, tan presentes en monumentos de la ciudad, como la emblemática Plaza de España.

El libro "Acuarelas de Sevilla", cuyas páginas finales constan de breves reseñas bilingües con explicaciones históricas, arquitectónicas y artísticas de los monumentos retratados es, según su autor, "un buen modo de conocer la ciudad", ya que él mismo realiza una labor de investigación antes de ponerse a pintar para seleccionar los principales hitos de la ciudad.

Con este sistema ha confesado haberse encontrado con detalles, rincones o "secretos" de Sevilla que le resultaban desconocidos incluso después de haber vivido varios años en la ciudad.

Joaquín González Dorao ha asegurado que la luz de Sevilla está muy presente en sus acuarelas pero "sobre todo el color, porque es una ciudad muy colorista, no sólo el blanco de muchas de sus fachadas, también el color albero, y el verde, y los colores de su Semana Santa...".

El artista ha asegurado que siempre pinta del natural, aunque algunas de las acuarelas que requieren más tiempo las acaba en su estudio ayudándose de fotografías y que este procedimiento, en el caso de Sevilla, le ha valido que algún viandante le haya sugerido acompañarlo a algún rincón o a alguna taberna que por su tipismo ha merecido otra acuarela que, finalmente, ha sido incorporada al libro.

Del medio millar de acuarelas dedicadas a Sevilla la que le ha resultado más compleja es la panorámica del Metropol Parasol --estructura arquitectónica vanguardista popularmente conocida como "Las Setas"-- por tratarse de una estructura que reproduce una sucesión de líneas paralelas y cruzadas que exige un alto nivel de detalle.

Lo más