Boletín

MUJER MATERINIDAD

Celia Rico y Laura Ferrero contraponen figuras madre ausente y omnipresente

La cineasta Celia Rico y la escritora Laura Ferrero, han analizado hoy la importancia que tienen las madres para la estabilidad de las familias y el desarrollo emocional de los hijos, partiendo de dos figuras diferentes, la de la madre "ausente" que abandona el hogar y la "omnipresente" sobre la que recae todo el peso de la famlia.,Para ello han partido de sus propias creaciones, Laura Ferrero basándose en su novela "Qué vas a hacer con el resto de tu vida" en la que una

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:07

La cineasta Celia Rico y la escritora Laura Ferrero, han analizado hoy la importancia que tienen las madres para la estabilidad de las familias y el desarrollo emocional de los hijos, partiendo de dos figuras diferentes, la de la madre "ausente" que abandona el hogar y la "omnipresente" sobre la que recae todo el peso de la famlia.

Para ello han partido de sus propias creaciones, Laura Ferrero basándose en su novela "Qué vas a hacer con el resto de tu vida" en la que una madre abandona a la protagonista dejándola con su hermano y su padre, mientras que Celia Rico se centra en la estrecha relación madre-hija que desentraña en su película "Viaje al cuarto de una madre".

Precisamente el visionado de esta cinta, por la que Celia Rico fue nominada a los premios Goya a la mejor dirección novel, ha servido de introducción al diálogo que ambas han mantenido este martes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, dentro del curso "Escribir la maternidad. No hay milagro más cruel que éste".

"Uno de los mayores actos de amor es el de una madre que deja marchar a su hijo", ha subrayado Laura Ferrero, a lo que Celia Rico ha apuntado que tan importante es "aprender a irse" como a "dejar ir". Y es que las reflexiones de ambas han girado en torno a la dificultad que plantea a las madres dejar marchar a sus hijos, pero también la que supone para estos conectar emocionalmente con ellas.

"Es curioso cómo nos complicamos la vida para decir a nuestros padres que les queremos", ha añadido Celia Rico, apuntando que ella ha tenido que "hacer esta película" para decírselo.

Laura Ferrero, quien comenzó atoeditándose ("Piscinas vacías") ante el rechazo de las editoriales a publicar a una joven desconocida, ha explicado que aunque en su caso fue su padre el que "abandonó" a la familia, ella prefirió escribir sobre una madre que dejaba su hogar.

Para Ferrero, esa variación daba más fuerza a la narración porque "a todos nos parece que lo más antinatural del mundo es que una madre se vaya". "No parece justificable que una madre se pueda ir", insistía la escritora, mientras que Laura Ferrero coincidía con esa idea porque, tanto en su película como en su experiencia personal, la madre "ejerce un peso enorme".

Ferrero, aunque explica que ella no habla de una madre "buena" o "mala", si lo hace de una "madre presente, cuidadora y suministradora desde la comida a los afectos".

De ahí que, a su juicio, suponga un gran peso saber que es "imposible corresponder a un amor tan grande e idealizado", como el de una madre hacia sus hijos.

También ha explicado que al ser hija de una "madre costurera" ha hecho que la protagonista de su película también lo sea, facilitándola trasladar la idea de "tejer para proteger y también para encarcelar". Al respecto ha afirmado que la mesa camilla en la que cosía su madre, la ve como una "extensión del útero materno", en el que el feto está tan protegido como encerrado.

Por su parte, Laura Ferrero ha considerado errónea la idea de ver necesario "tener que irse para encontrarse a uno mismo", porque, en su opinión "en realidad te vas a encontrar allí donde estés", si está en disposición de conseguirlo.

Ambas han hablado también de la madre como una "mujer opaca" a la que habitualmente los hijos no conocen bien, como tampoco muchos maridos. "La madre es la 'x' de la ecuación" en una familia, han apuntado Celia Rico, para quien si no conoces el valor de esa 'x' es difícil conocer bien a una familia, porque está es la suma de todos sus miembros.

Lo más