También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Del abrazo de Junqueras a Santamaría al boicot secesionista: dos fotos que resumen un año

En la pasada edición, Junqueras tuvo un gesto cómplice con Santamaría en la inauguración del evento. Un año después, la realidad es muy distinta 

Del abrazo de Junqueras a Santamaría al boicot secesionista: dos...
 
  • COPE

La situación en Cataluña fruto de la deriva independentista ha tenido en el Mobile World Congress el mejor de sus reflejos. Las inauguraciones de este evento en 2017 y este año muestran la ruptura política en esta Comunidad Autónoma con dos fotografías que hablan por sí solas.

La primera la captó en la pasada edición el fotógrafo de EFE Andreu Dalmau: un gesto afectuoso de Junqueras hacia Santamaría. A la hora de tomar la foto de familia con todos los representantes políticos asistentes, la vicepresidenta colocó detrás de dos personas de mucha mayor altura como eran Junqueras y el Rey. Enseguida el por entonces vicepresidente de la Generalitat emplazó a Santamaría a resituarse delante, entre ambos, con la consecuente sonrisa de la afectada. Pero el gesto afectuoso en cuestión se produjo cuando, una vez situada en su lugar, el dirigente del Govern hizo descansar sus manos sobre los hombros de la número dos de Rajoy. Junto a ellos también estaba el presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ahora fugado en Bruselas.

Santamaría y Junqueras, gestos cómplices en 2017

La foto de esta edición es muy distinta. Felipe VI, acompañado de nuevo de Soraya Sáenz de Santamaría inauguró el Mobile World Congress sin representantes políticos de la Generalitat y sin Ada Colau, alcaldesa de la Ciudad Condal, que no acudió a la recepción oficial de los Reyes.  La tensión se palpó en los accesos al Palau de la Música Catalana en Barcelona, donde cientos de personas de los llamados Comités de Defensa de la República se concentraron para mostrar su rechazo a la presencia de Felipe VI. Se produjeron cargas policiales y los altercados se saldaron con un detenido, acusado de atentado contra la autoridad, y una veintena de heridos leves. El buen rollo y los gestos cómplices han quedado enterrados tras el tsunami que supuso el golpe al Estado democrático del 1-O. 

Tensión en la cena del Mobile World Congress

Lo más visto