También en directo
Ahora en vídeo

Política

  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Borrell dice que Sánchez no tiene ninguna hipoteca con los independentistas

La intención del gobierno es restablecer el diálogo con Torra "dentro de lo que sea posible"

Borrell dice que Sánchez no tiene ninguna hipoteca con los...
 

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este miércoles en una reunión con un grupo de periodistas que el camino para solucionar el problema en Cataluña no es continuar la escalada, pero tampoco tiene que haber entreguismo. Ha asegurado que quienes votaron a favor de la moción de censura lo hicieron porque quisieron, y que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, no está obligado a pagar nada a nadie por nada, no tiene ninguna hipoteca, ninguna deuda.

Según Borrell, la intención del gobierno es restablecer el diálogo dentro de lo que sea posible. Esto no implica ninguna clase de cesión, y -ha añadido- sería sorprendente que las hubiera. Tiene muy claro que es importante que Pedro Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se vean y que cada uno fije su punto de partida.

El nuevo jefe de la diplomacia española ha señalado que la percepción de nuestro país más allá de nuestras fronteras se ha deteriorado como consecuencia del conflicto en Cataluña, y su departamento debe ahora trabajar para defender la imagen real de España. Cree que la leyenda negra española está de vuelta, ha sido cultivada con mucha eficacia por los independentistas y ha hecho daño a la imagen de España.

El ministro catalán ha reconocido que es consciente de que se ha convertido en la bestia negra del independentismo. Y acerca de Quim Torra opina que es difícil no extraer la conclusión de que es un supremacista, con un ramalazo xenófobo, después de leer alguna de sus publicaciones.

Josep Borrell ha hablado también de la decisión del gobierno de acoger en Valencia a los 629 inmigrantes que se encuentran a bordo del buque “Aquarius”. Ha explicado que ha sido una solución excepcional, cargada de simbolismo político, pero no ha aclarado qué haría el gabinete de Sánchez si a otro barco en el Mediterráneo se le niega la autorización para desembarcar en Italia u otro país europeo. Dice que desembarcar a 1.500 kilómetros de distancia no puede ser la opción habitual, y sobre el supuesto “efecto llamada” ha respondido que España les cae lejos a quienes pretenden llegar a Europa desde Libia, y los flujos migratorios no van a desviarse por esta decisión del gobierno español.

Lo más visto

  • Letf1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado