También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 06/10/2015

El Sínodo en marcha

El Sínodo que acaba de comenzar responde a la preocupación de la Iglesia de acompañar y sostener a las familias cristianas, consciente de la revolución cultural en marcha. El Papa ha desgranado algunos de los elementos de la crisis que sufre la familia: el consumismo, la soledad, el miedo al compromiso y la desaforada busca de placer individual. La cultura ambiental, propagada por el cine y otros medios de comunicación de masas, muestran la infidelidad como hábito normal pese a los dramas humanos que provoca. Se añade a ello la confusión sobre el significado del amor, reducido con frecuencia a mero placer con fecha de caducidad. Por último, la ideología de género, esa colonización de la que tanto habla Francisco, disuelve el significado y el valor de la irreducible diferencia sexual. El reto que afronta la Iglesia es volver a mostrar a todos la belleza y verdad de la familia, sin asustarse de los frutos amargos que conlleva esta cultura. Como madre que es, la Iglesia debe inclinarse para curar y acompañar a las familias heridas, y debe proponer sin descanso el Evangelio de la familia a los hombres y mujeres de esta época. El Cardenal Blázquez lo subrayaba ayer en El Espejo de COPE, y añadía que en el Sínodo no hay nada de trincheras,  como refleja la fantasía de algunos medios. Es cierto que los padres sinodales tienen sus propias experiencias, y sensibilidades que son legítimas y no contradictorias. Todas ayudarán a encontrar los caminos más oportunos para que el designio originario del Creador sobre el hombre y la mujer pueda llevarse a cabo y obrar en toda su belleza y su fuerza en el mundo de hoy. 

Lo más visto