También en directo
Ahora en vídeo

La Saeta Rubia

De 

Justo cuando el Mundial de Brasil entra en su recta final, nos ha dejado Alfredo Di Stefano, uno de los mejores jugadores de toda la historia, que paradójicamente, a pesar de vestir las camisetas de las selecciones española y argentina, nunca pudo jugar un partido en un Mundial.Don Alfredo, conocido popularmente como “la saeta rubia”, falleció ayer en Madrid a los 88 años, después de una vida entregada a su gran pasión que fue el fútbol y en concreto al madridismo, que acompañado en una capilla ardiente sin rivalidades de colores ni equipos, despide entre hoy y mañana al hombre que ha sido su imagen durante el siglo XX, y el que después ha llevado con emoción el título de Presidente de Honor del Real Madrid por todo el mundo.La personalidad de don Alfredo, de fuerte carácter en un primer contacto y hombre de gran bonhomía a decir de cuantos le conocieron de cerca, ha trascendido al mundo del fútbol. Di Stefano, el futbolista total, el argentino humilde que hizo las Europas, el que llamaba “vieja” a la pelota y pasto al césped, es la viva imagen de una España en blanco y negro. No es en absoluto una imagen peyorativa. Sin añoranzas de que cualquier tiempo pasado sea mejor, la época que ha marcado don Alfredo nos deja algunos valores que nunca pasan de moda. Uno de los más importantes es el debido respeto a nuestros mayores, aunque solo sea por cuanto nos enseñaron y por cuanto podemos seguir aprendiendo del legado que nos dejan.

Lo más visto