También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Final de liga de infarto

El Real Jaén tendrá que ganar al Alavés y esperar otros resultados para permanecer en Liga Adelante

Llegó la hora de la verdad para el Real Jaén. Como hemos venido comentando durante toda la temporada, para cumplir el objetivo había que sufrir hasta el final, pero no tanto. El sábado, ante el Deportivo Alavés (18:30 horas), será la prueba de fuego definitiva para Herrero y los suyos. No habrá otra oportunidad y, lo que es peor, no se depende de sí mismo, para cumplir el objetivo. El empate no le vale a ninguno de los dos.

Será pues, una gran tarde de transistores, como sucedía antaño, pero para el Real Jaén todo pasa por ganar al equipo vitoriano. Si no ocurre esto, de nada servirá lo que hagan los otros equipos implicados en búsqueda por la permanencia enla Liga Adelante. La expectación sube a medida que se acerca la hora del partido. Los aficionados se movilizan y nadie quiere perderse el encuentro. La venta de entradas va a un buen ritmo entre los seguidores jienenses, -ayer se habían vendido unas 4.000, sin contar los abonados (6.009), por lo que el lleno está asegurado. También desde Vitoria hay una gran demanda y, además de las 600 que el club jaenero ha enviado a la entidad albiazul, desde tierras vascas se hacen gestiones para poder conseguir localidades, incluso a través de empresa hoteleras, que dicho sea de paso, algunas de ellas han colocado el cartel de ‘no hay habitaciones’. En cuanto al aspecto deportivo serán bajas seguras, Jozabed, pues no se quiere asumir riesgos con su fisura en la clavícula; Álvaro Montero, cuya recuperación va muy lenta; y Joselu, con molestias en los isquiotibiales, está casi descartado. Jona, por su parte, que el martes sufrió un leve esguince de tobillo, ha evolucionado bien y tiene muchas posibilidades de que se pueda contar con sus servicios. En todos los integrantes de la entidad, desde el presidente hasta el último trabajador, están convencidos del triunfo ante los alavesistas, hasta el punto de que el máximo responsable de la entidad, Rafael Teruel, ha comentado que “tras superar la desilusión de Riazor, donde tenía la convección de que íbamos a empatar, estamos con la ‘ametralladora’ preparada para sumar el sábado los tres puntos, que casi con toda seguridad nos darán la salvación”, por lo que hay que estar “apoyando a los jugadores, que son en definitiva los que van a ganar el partido, para a partir del lunes, estar pensando sólo en el Mundial”, e insistió que “tengo buenas sensaciones y vamos a disfrutar, pero a lo que más temo es al Ponferradina y el CD Mirandés, con los que no hemos puntuado”. Por su parte, el jugador Ritchie Kitoko, refirió que “solo tenemos que pensar en ganar nosotros, ante un rival que también se lo juega todo, por lo que no será un encuentro fácil”. Para nosotros “es una final y así tenemos que acometerla, pensando sólo en ganar, por lo que no he hecho cábalas, ya que si no ganamos de nada sirve lo que hagan los demás”. No se lamenta de los muchos puntos que se han perdido en casa “ya que nada podemos hacer ya, y aunque no dependemos de nosotros, con nuestros seguidores que llenarán el campo el sábado, será más fácil conseguir el objetivo”. Israel Jerez, por su parte, comentó que “nosotros lo único que podemos hacer y está en nuestra manos es ganar y esperar lo que hagan otros rivales que también intentan salvarse, y aunque hay muchas combinaciones, estoy convencido de que si ganamos, nos salvamos”. Sobre el rival, el Deportivo Alavés, refirió que “han cambiado su forma de jugar con el nuevo entrenador y están ganando partidos, pero nosotros no podemos dejar pasar esta oportunidad de jugarnos el ser o no ser en nuestro estadio, hecho que también hubieran preferido nuestros rivales”. Finalmente, el entrenador jienense, Manolo Herrero que dijo que “estoy seguro que no será mi último partido como entrenador del Real Jaén, pero sí el más importante de mi carrera deportiva como jugador y como entrenador, incluso más de los que jugamos en la fase de ascenso el año pasado, puesto que en esta ocasión perdemos una categoría, que ya tenemos, y que tanto nos costó lograr”. De cara al partido, Herrero dijo que “van a jugar los mejores y los que mejor estén en el aspecto emocional, porque serán necesarios todos los aspectos para sacar adelante el encuentro”. Asimismo el técnico blanco dijo que “si ganamos vamos a salvarnos, porque no creo que en esta ocasión se den tantos resultados que nos perjudiquen como ocurrió la pasada semana”. También afirmó que  José Jesús Aybar “volverá a sentarse en el banquillo porque tenemos que tener todo controlado en un partido que es vital para nosotros”. Como hemos apuntado con anterioridad, las peñas y los aficionados se están movilizando. El equipo llegará al campo dos horas antes del choque para recibir el aliento de su afición. Asíla Federaciónde Peñas, que preside Evaristo Velasco, ha convocado a los seguidores jienenses a las 15:30 horas, en el lugar denominado el Portillo de San Jerónimo, para caminando acudir al estadio, y como ha dicho Velasco, “mostrar de esta forma nuestro apoyo a los jugadores”. Tampoco el Deportivo Alavés estará solo en ‘La Victoria’, pues son muchos los aficionados albiazules que viajarán a nuestra capital, para animar a sus jugadores en este, también para ellos, trascendental equipo. Con ocho equipos en liza para tres puestos de descenso, se están haciendo cábalas sobre más de 200 probabilidades que se pueden dar, de las que más de 170 benefician a los jienenses, pero si se produjera un quíntuple empate a 51 puntos, el que más opciones de descender es el Real Jaén.

Lo más visto