También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde

La otra selección, la 'Roja' de la ciencia

No se llaman Iniesta, Xavi, Casillas o Torres pero tienen apellidos que nos suenan a todos, al menos de oidas, Arsuaga, Blasco o Fuster. No dan a un balón pero consiguen con el microscopio, el martillo de Mason o el ácido hidroclorhídrico adelantos imprescindibles para la sociedad.

De 

En definitiva son un selecto grupo de trece científicos que han empeñado sus carreras en golear al cáncer, la contaminación, el envejecimiento, la falta de recursos energéticos, los enigmas del pasado o los retos del futuro.

Es la selección de la ciencia que ha reunido la revista de divulgación científica "Quo", hoy se ha presentado en Madrid la primera "selección española de la ciencia", en un acto celebrado en el Consejo Superior de Deportes en el que han intervenido el presidente de este organismo, Miguel Cardenal; la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora Tamayo.

Y todos -autoridades, "seleccionados" y deportistas- han coincidido en que futbolistas y científicos comparten los mismos valores: trabajo, tiempo, sacrificio, respeto, compañerismo, armonía, ilusión, sacrificio, pasión, éxito, salud, vida, entusiasmo, responsabilidad o constancia.

Entre los trece integrantes de la primera "selección" española de ciencia están Margarita Salas, bióloga del CSIC y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos; Juan Luis Arsuaga, catedrático de Paleontología y codirector del yacimiento de Atapuerca; María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas; Juan Ignacio Cirac, director de la División Teórica del Instituto Max Plank alemán; o Valentín Fuster, del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III.

También Pere Puigdoménech, profesor en el Centro de Investigación de Agricultura Genómica del CSIC; el paleontólogo José Luis Sanz, descubridor de ocho nuevos géneros de dinosaurios; el biólogo marino Carlos Duarte; la investigadora de la Universidad Complutense Celia Sánchez; el químico Avelino Corma (galardonado ayer con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación), y el físico Pedro Echenique.

La lista la completan Joan Massagué, bioquímico especialista en cáncer, y el bioquímico Juan Carlos Izpisúa.

Todos los investigadores han aplaudido una iniciativa que pretende contribuir a popularizar la trascendencia y el valor de la ciencia española y sus resultados, y en que éstos pueden llegar a ser "tan fascinantes" como el mejor partido de fútbol.

Durante el acto se sucedieron las citas a las múltiples interrelaciones entre la ciencia y el deporte (que un balón de fútbol no es esférico o que un futbolista deposita sus esperanzas de recuperación en un gel fabricado con placenta de yegua) y a cómo los futbolistas mejoran su rendimiento gracias a la ciencia y la tecnología (nuevos materiales o tejidos).

El paleontólogo Arsuaga recordó que la "furia" o la "épica", con los que se adjetivaba la actuación de la selección española de fútbol, nunca ganaban, y que han sido la planificación, los valores, la técnica, la base, la cantera y el sistema los que han traído el éxito al fútbol y a la ciencia española.

Los científicos han insistido en la importancia de apostar por la ciencia y la tecnología para que un país se desarrolle y avance, y en el riesgo también de que la crisis y los recortes acaben con una generación entera de jóvenes investigadores en España.

Para Miguel Cardenal, muchos de los investigadores merecen, además de estar en la selección, el "balón de oro" por lo que han hecho para mejorar la calidad de vida, y en el mismo sentido, Carmen Vela ha subrayado la calidad y la trascendencia de la ciencia, pero también que ésta tiene un partido pendiente por disputar: el de la divulgación.

 La secretaria de Estado, confiada también en éxito de la selección española en Brasil, ha apuntado que el único objetivo de la ciencia en general y de los trece científicos que integran la primera "selección" de la ciencia española es el de mejorar la calidad la calidad de vida de las personas; "nada más... y nada menos".


DOS DE LOS SELECCIONADOS, JOSÉ LUIS SANZ, PELEONTÓLOGO Y EXPERTO EN DIONARIOS Y CELIA SÁNCHEZ RAMOS, INVESTIGADORA DE LA UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

La otra selección, la 'Roja' de la ciencia

Lo más visto