También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SOCIEDAD | Por la crisis económica y persecución social

Los chinos se quedan sin año nuevo en España

La crisis económica y la persecución social tras la Operación Emperador son los detonantes de esta decisión que rompe con la tradición de los 3 últimos años.

La crisis económica y la persecución social tras la Operación Emperador son los detonantes de esta decisión que rompe con la tradición de los 3 últimos años para mostrar a la sociedad española las costumbres chinas.El próximo día 10 de febrero comienza para los ciudadanos chinos el Año de la Serpiente, el equivalente a la celebración de la Navidad del mundo occidental. Los desplazamientos de ciudadanos chinos en esta época de fiesta y alegría suelen convertirse en una de las mayores migraciones mundiales de personas, que este año está previsto que dure hasta el día 25 de Febrero.Sin embargo la Comunidad China en España, muy afectada por la crisis económica que vive España y la persecución social a la que se han visto sometidos tras la Operación Emperador, ha tomado la decisión de suspender los actos centrales del Año Nuevo Chino que los tres últimos años se celebraron en Madrid. El mercadillo con productos chinos, el colorido desfile y la gran cena oficial han quedado oficialmente suspendidos.“Hace unos años, cuando se cerraba un establecimiento de barrio regentado por ciudadanos chinos, siempre había otro dispuesto a recoger el testigo. Con la crisis económica tan sólo uno de cada diez negocios chinos que se cierra, vuelve a abrirse.” Según Xu Songhua, Presidente Honorífico de ACHE, (la principal Asociación de Chinos de España)“La Operación Emperador ha venido a rematarnos con nefastas consecuencias para toda la comunidad china, ahora los españoles piensan que todos los chinos somos malos y se lo piensan dos veces antes de venir a comprar a nuestros establecimientos que ejercen una clara función social a los vecinos de los barrios.” Los Comerciantes Chinos de Cobo Calleja han denunciado que sus ventas tras la Operación Emperador descendido en el último trimestre del año un 70%.Así, en palabras de Xu Songhua: “el pesimismo ha calado entre los miembros de la comunidad china y nadie se encuentra con ánimos para celebraciones. Ahora mismo nuestra principal preocupación es hacer remontar nuestros negocios y mejorar nuestra imagen pública ante la sociedad española y ante China. Es imprescindible que la imagen de España en China -muy afectada por la mala comunicación de la Operación Emperador- mejore rápidamente para hacer aumentar las inversiones chinas en España y poner nuestro granito de arena para que la situación económica española mejore”.