También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Las auditorías deben ser solo el primer paso

La respuesta rápida de Mariano Rajoy anunciando que se realizarán dos auditorías, una interna y otra externa, sobre las cuentas del Partido Popular, es ya de por sí una buena noticia. Acostumbrados a que los políticos en situaciones similares miren para otro lado, la propuesta de Rajoy contribuye a dar un mínimo de estabilidad, necesaria en una situación tan convulsa, y a transmitir el imprescindible mensaje a la opinión pública de que no todos los políticos son iguales, ni vale cualquier medio para conseguir el fin que se persigue.Ahora bien, el anuncio de las auditorías debe ser un primer paso en un camino más largo, que no se antoja ni corto ni sencillo. Auditorías al margen, el ejercicio de transparencia debe completarse con otras medidas, por ejemplo la tramitación de la Ley de Transparencia y buen gobierno o la firma  del ansiado Pacto de Estado contra la corrupción. La situación es grave y no se arregla con estrategias cortoplacistas, que tratan de sacar ganancia del río revuelto, como está haciendo el PSOE desde la oposición. España no puede permitirse esta deriva de desprestigio en la que está cayendo la clase política. Ya conocemos como terminan este tipo de experiencias “a la griega”, con la sospecha como método, las instituciones envueltas en el fango y el país camino del precipicio. Aún estamos a tiempo de ponerle freno a la caída. Hace falta emprender conjuntamente el camino de la regeneración moral, condición imprescindible para la regeneración de la clase política que tanto necesitamos.

Lo más visto