También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Mañana

Mi hijo pega

Que un niño pegue o muerda es un problema “frecuente”. Es un medio de comunicación. Pero ¿por qué? #COPEteayudamos.
Foto Wikimedia Commons
Foto Wikimedia Commons

Antes de los seis años los niños tienen un uso del lenguaje muy limitado  por lo que “recurren al lenguaje gestual en toda su dimensión”, explica el experto en Educación de La Mañana, Nacho Calderón. “Hay que regañarles”, no vayamos a pensar que reprimimos su expresión si les reprendemos. “Sobre todo que sepa que no va a obtener el beneficio que buscaba con el mordisco o la torta”. También tienen que saber que tienen que pedir las cosas de manera adecuada, sin exigir”.  Eso sí, los castigos, que sean inmediatos “No tiene ningún sentido castigarle por algo que ha hecho en el colegio por la mañana”.  ¿Soluciones? “Enseñarles muchos recursos para que se puedan expresar de otra manera”. “Un niño que pega no es porque haya visto violencia en casa aunque hay que reconocer que entre los hermanos la violencia física es relativamente frecuente ya que es una forma de establecer una posición jerárquica dentro de la familia". ¿Cómo enseñarle a no pegar? Reprendiéndole y enseñándole a que exprese las cosas de otra manera, y asegurarse que cuando pide las cosas mal, -pegando mordiendo o exigiendo- que sepa que así no lo va a conseguir. Incluso muchas veces pidiendo las cosas bien tampoco las va a lograr.  Algo muy importante -destaca- porque también tienen que saber lidiar con la frustración”. Si quieres escuchar la entrevista competa PINCHA AQUI

Lo más visto