También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Nazario, buena novillada

Gonzalo Caballero, valor y sitio sin espada

El novillero madrileño Gonzalo Caballero dejó patentes sus armas en la segunda novillada si bien perdió el triunfo por el mal uso de la espada. La novillada de Nazario Ibáñez sorteó varios novillos de interesante juego.
Bernadina de Gonzalo Caballero en el epílogo de su primera...
Bernadina de Gonzalo Caballero en el epílogo de su primera faena en Las Ventas. EFE
  • cope.es
  • cope.es

Madrid, lunes 20 de mayo de 2013. 12ª de Feria. Tres cuartos de plaza. Novillos de Nazario Ibáñez, bien presentados y de juego interesante. Encastados y de buen juego 2º, 4º y 5º. Exigente el 3º sin humillar. De menos opciones 1º y 6º. Álvaro Sanlúcar, silencio en ambos. Gonzalo Caballero, saludos tras aviso y saludos. César Valencia, silencio en ambos.Consciente de lo que se jugaba, Gonzalo Caballero no dudó en jugársela esta tarde en Las Ventas. Lejos quedaban los ecos de sus actuaciones pasadas en este ruedo, en las que se dio a conocer. Después, la travesía en el desierto en novilladas sin eco ni resultados. Según está el escalafón novilleril, el madrileño salió dispuesto a mostrar todas sus armas con sus dos oponentes. El premio pudo llegar en sus dos novillos. Sitio y valor en dos actuaciones que calaron en unos tendidos que se volcaron con él. Pero la espada le jugó una mala pasada. No se puede estar más dispuesto y echarlo después todo por la borda con los aceros. Quien sabe lo que hubiese pasado de haber manejado con habilidad el arma toricida.Tuvo movilidad exigente su primer novillo, al que corrió la mano con mando y buen gusto por el pitón derecho en la primera mitad del trasteo. Caballero combinó firmeza y una templanza que se desbarató más cuando toreó al natural, por donde el novillo soltó más la cara. Un final por bernadinas elevó de nuevo el tono final de la faena hasta que lo emborronó con la espada.El quinto también tuvo movilidad aunque escasó en la clase de sus embestidas. El madrileño volvió a mostrarse muy asentado y acertó al plantear faena alejado de las tablas, donde tendía a huir el de Nazario Ibáñez. Gonzalo conectó de nuevo con los tendidos gracias a su disposición. Tiró del novillo cuando este tendió a ir a menos y se la jugó en la distancia corta. Pero un feo pinchazo en los bajos y media estocada dejaron el premio final en una nueva ovación que saludó desde el tercio. Escaso bagaje final vistos los méritos de Gonzalo Caballero.Del resto del festejo de Nazario Ibáñez hubo que destacar el juego de varios de sus novillos. Encierro entipado y astifino con varios ejemplares que aunaron movilidad y exigencia en su comportamiento. Álvaro Sanlúcar abrevió con el desbravado primero por su nula condición de seguir las telas por derechas. El cuarto, un buen novillo, hizo albergar ciertas esperanzas en los primero compases de la faena en las que Sanlúcar corrió la mano con largura, pero dos desarmes hicieron que el público perdiese el interés en su quehacer.El venezolano César Valencia debe corregir esa tendencia al cite perfilero que posee en su toreo. Eso se le recriminó en su primera faena ante un utrero encastado al que sólo le faltó humillar. Además, molestó el viento para complicar todo aún más.El sexto fue un torito por cuajo. Pero todo fue fachada. No quiso pelea en ningún momento. Salió suelto de los caballos, se refugió en tablas y fue difícil de banderillear, algo que hizo con acierto y exposición el subalterno José Otero. El novillo siempre quiso revolverse en busca de hacer presa, lo que hizo desistir a César Valencia de intentarlo en vano.

Lo más visto

  • El Html Mod no se ha encontrado