También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El Gobierno toma el control en Cataluña pese al pulso de Puigdemont

El expresidente de la Generalidad no se da por destituido y llama a “una oposición democrática” al 155

Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno. @Sorayapp
Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno. @Sorayapp
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

El Gobierno culmina mañana la asunción del control del Gobierno catalán en el primer día laborable después de la aplicación del artículo 155 y de la destitución de Carles Puigdemont y de sus consejeros con el convencimiento de que los funcionarios autonómicos serán leales y de que estarán "al lado de la ley".

Bajo la coordinación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el Ejecutivo tendrá ocasión de comprobar si encuentra obstáculos a esta intervención, autorizada el viernes pasado por el Senado y que ha supuesto el cese de unos 150 cargos, ya sea directamente o de forma indirecta, como asesores.

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, que ha acudido a la manifestación de hoy en Barcelona a favor de la unidad de España, se ha mostrado "convencida" de que los funcionarios de la Generalitat estarán "al lado de la ley"

"Confiamos en los funcionarios de la Generalitat. Siempre han demostrado que están al lado de la ley y estamos convencidos que todos los funcionarios de la Generalitat continuarán estando al lado de la ley para preservar el autogobierno, la autonomía y los servicios públicos en Cataluña", ha asegurado.

Un mensaje que llega después de que algunos cargos como Josep Rull, que era consejero de Territorio, anunciaran que mañana acudirán a sus despachos como "ministros" de la nueva "república catalana".

Se desconoce qué hará el cesado vicepresidente de la Generalidad y líder de ERC, Oriol Junqueras, que en un extenso artículo en el diario El PuntAvui no descarta elecciones y asegura que en los próximos días tendrán que tomar decisiones que "no siempre serán fáciles de entender".

Junqueras subraya que Puigdemont "seguirá siendo" el presidente de la Generalitat y Carme Forcadell, la presidenta del Parlament, y aboga "una estrategia compartida" para asentar "gradualmente un nuevo marco de libertades".

"No tenemos ninguna otra opción que seguir hacia adelante, que acumular fuerzas (...), de saber encajar los golpes para volvernos a levantar, sin renunciar nunca a las urnas para validar la república, y preparando a la vez unos futuros comicios municipales que deben ser claves en el asentamiento de esta república", añade.

Tras su declaración de este desde Girona, en la que llamó a los catalanes a mostrar su "oposición democrática" a la aplicación del 155, Puigdemont ha guardado silencio en las últimas horas.

Lo más visto