También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial

Un drama de amor

La celebración de los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Cristo nos introduce en la dinámica de un drama de amor que, como ha señalado en Papa Francisco en su catequesis de este miércoles previo a los días santos, ofrece la certeza de que “nunca seremos abandonados en las pruebas de la vida”. Durante estos días la memoria de la Pascua de Jesús se convierte en una oportunidad para comprender la esencia del mensaje y de la propuesta cristiana. Unos días que no van a dejar indiferente a nadie que alguna vez se haya preguntado por el sentido de la vida, por la relación entre sufrimiento y felicidad.Como ha recordado el Papa, si el Jueves Santo nos enseña que el amor se convierte siempre en un servicio, el Viernes nos acerca a la cruz, que significa que el amor de Jesús “abraza a todos sin excluir a nadie con una entrega absoluta”. La cruz, que está presente en nuestra cultura como símbolo de fecundidad humana, no es el final de la historia. Después del silencio del Sábado llegará la luz de la vida, con la celebración de la resurrección, invitación a la esperanza que no defrauda. Una esperanza que tiene nombre de persona y hace posible un encuentro fecundo con la belleza que salva.

Lo más visto