También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Linterna

Dolores Redondo: Hay que perpetrar el crimen perfecto para que no te pille el lector

Dolores Redondo: Hay que perpetrar el crimen perfecto para que...
Dolores Redondo: Hay que perpetrar el crimen perfecto para que no te pille el lector

'Legado en los huesos' es el primer vagón de un tren cuya locomotora 'El guardian invisible' cuenta con cien mil lectores que esperaban esta nueva entrega de la escritora donostiarra.

En el 'Legado en los huesos' nos encontramos con una Amaia Salazar, la inspectora de la policía foral de Navarra, que tras la maternidad afronta los crímenes con la sensibilidad a flor de piel. Como dice Ramón García Pelegrín, jefe de Cultura de la Cadena COPE, en esta segunda entrega Dolores Redondo explora en los territorios del miedo, el dolor y la culpa que se dan cita en el Bosque del Baztán.

¿Qué se van a encontrar los lectores?, le pregunta Juan Pablo Colmenarejo a Dolores Redondo que responde que "el lector se va a encontrar con más. Más de lo que tenía en la primera. Más de lo que les gustó, de lo que les enganchó".

"El objetivo es que está novela sea mejor que la primera y que la tercera sea mejor aún que esta. Como Amaia Salazar investigo, aprendo, avanzó, a veces mis investigaciones no me llevan donde yo creía y es trabajoso pero tengo que investigar y tengo que aprender" dice la escritora.

La inspectora, la protagonista de las novelas, está transformada ¿cómo de transformada está Amaia Salazar? "La maternidad transforma, lo he comprobado en mis propias carnes, en mi espíritu y hace que te sientas capaz/incapaz, vulnerable/ invulnerable, e incluso segura. Aunque hay un hilo conductor, se pueden leer de forma independiente. Cada novela está concebida para que Amaia resuelva un caso, pero si hay un hilo conductor familiar que se resolverá en la tercera novela, novela que es negra, policíaca con todos los tintes negros".

¿Qué es un tártalo? "Es un ser de la mitología tradicional vasconavarra que también aparece en otras mitologías. Es un cíclope carnivoro, feroz, que vivía en los montes y bajaba a devorar doncellas, pastores, ovejas y todo lo que encontraba en el camino y era de una vestialidad y una crueldad descomunal y adornaba la puerta de sus cuevas con los huesos de sus víctimas", explica la autora.

¿Se pasa miedo? "Yo lo he pasado miedo mietras lo escribía, espero que vosotros también y paseis mucho miedo".

¿El lector sabe lo mismo que la policía? "Debería ser así todo el tiempo, decía Agatha Christie que nunca el investigador debe saber más que el lector porque si no es un listillo".

"El lector de novela negra es muy listo, es el lector más listo y sagaz que hay y cuando se le escapa algo vuelve a leerla hasta que te pilla. Pilla donde has dejado la pista porque le encanta investigar. El lector de negra es muy exigente y analiza los datos, recuerda los datos para ver si concuerdan con lo que cuentas después.Hay que perpetrar el crimen perfecto para que no te pille el lector".

"Para transmitir sensaciones como el miedo, es más un ejercicio de honestidad, de hablar realmente de lo que te da miedo a tí y de atreverte a contarlo, y es de esas cosas que he aprendido mientras escribo. Cuando hablas de dolor, de temor y de miedo tienes que ser auténtico".

"La novela negra por fín ha encontrado su sitio y está, donde debería haber estado siempre, para quedarse", concluye Dolores Redondo que ya sabe que su trilogía va a ser llevada al cine por Peter Nadermann, el productor de Milenium que ya ha estado viendo los exteriores en Baztán. Será una producción internacional, con actores internacionales y ya hay una actriz elegida para el papel "que no puedo decir".

Lo más visto