También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Críticas de los estrenos de cine del 7 de noviembre 2014

Calificación y breve comentario de todos los estrenos de cine de esta semana.
Interstellar
Interstellar

INTERSTELLAR

Director: Christopher Nolan. Actores: Matthew McConaughey, Jessica Chastain, Anne Hathaway, Michael Caine, John Lithgow y Matt Damon. Ciencia-ficción. Jóvenes. 169 min. (6,5).

En un futuro distópico, la Tierra está al borde del colapso alimenticio por el cambio climático. Así que la NASA envía al espacio a un equipo de astronautas, científicos, robots y embriones crionizados, al mando de un ex piloto viudo y temerario, que deja a sus dos hijos al cuidado de su abuelo. La desesperada misión intentará explorar tres lejanos planetas, a los que debe acceder a través de un agujero de gusano, que modificará sus condiciones espacio-temporales. Basada en una historia original del físico estadounidense Kip Thorne, esta nueva película del sobrevalorado cineasta londinense Christopher Nolan (‘Memento’, ‘Insomnio’, ‘El caballero oscuro’, ‘Origen’, ‘El caballero oscuro: La leyenda renace’) impresiona por fuera, pero decepciona por dentro. Durante gran parte de su metraje, desarrolla con vigor el sentido del sacrificio y los dilemas familiares de los protagonistas, al tiempo que apunta hacia el misterio y la trascendencia, con pasajes cercanos a ‘2001: Una odisea del espacio’, de Stanley Kubrick, y a ‘El árbol de la vida’, de Terrence Malick. Sin embargo, ese despliegue dramático va perdiendo fuerza y hondura hasta adoptar un cientificismo inmanente, ampuloso, confuso y emocionalmente gélido. El filme se salva por su apabullante factura visual, las sólidas interpretaciones de su inmejorable reparto y la omnipresente partitura de Hans Zimmer. Habrá que ver cómo responde el gran público a esta arriesgada propuesta, que asume acríticamente las teorías científicas y cosmológicas de Stephen Hawking, Peter Higgs, François Englert y otros físicos famosos.


ESPACIO INTERIOR

Director: Kai Parlange Tessmann. Actores: Kuno Becker, Ana Serradilla, Hernán Mendoza y Gerardo Taracena. Drama. Jóvenes. 89 min. (6,5).

Completamente aislado del exterior, un prestigioso arquitecto mexicano, llamado Lázaro, permanece secuestrado en un zulo de tres metros cuadrados. Sus tres encapuchados captores —que nunca hablan con él— le obligan a revelar información íntima sobre su esposa y sus siete hijos, mientras él intenta superar su desesperación haciendo gimnasia, leyendo, escribiendo, dibujando y rezando. Este intenso primer largometraje del mexicano Kai Parlange recrea libremente y con gran respeto la odisea real de Bosco Gutiérrez Cortina, que pasó secuestrado 257 días entre agosto de 1990 y abril de 1991. El filme padece alguna arritmia, un montaje muy fragmentado y una cierta ligereza al mostrar las profundas convicciones católicas del protagonista. De todas formas, en su esforzada planificación, Parlange rebaja al máximo la posible morbosidad de la total desnudez inicial de Lázaro, aprovecha hasta el último rincón del diminuto zulo, y oxigena la claustrofobia de la historia con sugerentes recuerdos y ensoñaciones del protagonista, muchas de ellas relacionadas con su amplia familia. Por su parte, Kuno Becker se luce en su matizada interpretación —muy física y muy introspectiva a la vez—, y el resto de los actores le secunda con convicción. Queda así una interesante reflexión sobre la libertad y la fortaleza interiores, el afán de superación, la importancia de pensar la propia vida y el valor de la oración y la esperanza cristianas.



ALEXANDER Y EL DIA TERRIBLE, HORRIBLE, ESPANTOSO, HORROROSO (‘Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Dad Day’)

Director: Miguel Arteta. Actores: Steve Carell, Jennifer Garner, Bella Thorne, Jennifer Coolidge, Megan Mullally y Burn Gorman. Comedia. Jóvenes. 81 min. (6).

Un día, Alexander, de 11 años, se despierta con un chicle en el pelo, y a partir de ahí su día no hace más que empeorar, sobre todo cuando desea que sus padres y sus tres hermanos sufran tanto como él. Simpática comedia disparatada, a lo Solo en casa, en la que el portorriqueño Miguel Arteta (‘Rebelión adolescente’, ‘Convención en Cedar Rapids’) adapta la primera novela de la popular saga infantil de la estadounidense Judith Viorst. Su puesta en escena es más bien tosca, y sus interpretaciones son premeditadamente histriónicas. Pero ofrece abundantes gags divertidos —muchos, de puro slapstick—, y resultan animantes su elogio de la familia numerosa, su cierta apertura capriana a la trascendencia y su visión optimista de la vida, a pesar de los pesares.

BLUE LIPS

Director: Daniela De Carlo, Julieta Lima, Gustavo Lipsztein, Antonello Novellino, Nacho Ruipérez y Nobu Shima. Actores: Dudu Azevedo, Malena Sánchez, Simone Castano, Avi Rothman, Mariana Cordero y Keona Cross. Drama. Jóvenes-adultos. 85 min. (5,5).

Seis personajes de otras tantas ciudades del mundo cruzan sus dramas en Pamplona durante la fiesta de San Fermín. Tiene un planteamiento original esta coproducción hispano-argentina, dirigida por seis jóvenes directores de diferentes nacionalidades, cinco de los cuales se conocieron estudiando cine en Los Ángeles, y escogieron al sexto, el valenciano Nacho Ruipérez, a través de un concurso por Internet. Sorprendentemente, su singular reparto de funciones —cada uno ha rodado la trama de uno de los protagonistas— no afecta demasiado a la unidad narrativa y estética del conjunto, que goza de un sostenido tono dramático, a través del que se afrontan temas de calado, como el sentido del sufrimiento, las relaciones paterno-filiales, el fracaso profesional, la fama, el miedo al compromiso, la soledad… Por su parte, los actores también dan la talla, aunque con diversidad de calidades. Sin embargo, el filme no redondea varias de las tramas que inicia con vigor, por culpa de situaciones abruptas o poco verosímiles, y por la cierta superficialidad final de sus perspectivas dramáticas y morales. En todo caso, se agradece el esfuerzo de estos jóvenes realizadores por hacer cine serio y respetuoso con el espectador.


JUSTI & CIA

Director: Ignacio Estaregui. Actores: Hovik Keuchkerian, Álex Angulo, Antonio Dechent, Maria José Moreno y Santiago Melendez. Tragicomedia. Jóvenes. 87 min. (4,5).

Traumatizado por un dramático hecho del pasado, e indignado con la penosa situación social y económica de España, el impulsivo ex minero Justino decide convertirse en un justiciero social. Su camino se cruza con el de Ramón, un pacífico jubilado ex-alcohólico, que se suma a su quijotesca cruzada contra los corruptos. En este su primer largometraje, el zaragozano Ignacio Estaregui desarrolla una sugerente idea de partida a través de un guion arrítmico, lleno de diálogos sin chispa —ni cómica mi dramática— y con numerosos tópicos, también en sus demagógicas referencias a la Iglesia católica. Así que sirven de poco las elogiables interpretaciones, sobre todo de la magnífica pareja protagonista, compuesta por el ascendente e inmenso Hovik Keuchkerian y el diminuto y recientemente fallecido Álex Angulo, en la que es su última aparición fílmica. Lástima, pues Estaregui sacó adelante esta incómoda toma de conciencia poco después de ser despedido de la productora audiovisual en la que trabajaba. Y, además, sin ninguna subvención, realizando él mismo un gran esfuerzo económico e implicando en la producción a numerosos amigos, familiares e inversores privados. Habrá que seguirle la pista.



DIXIE Y LA REBELION ZOMBI (‘Dixie eta matxinada zonbia’)

Director: Ricardo Ramón y Beñat Beitia. Animación. Terror. Jóvenes. 83 min. (4,5).

Justo cuando a Dixie le empezaba a ir bien en el instituto, sus viejos amigos zombies, Isis y Gonner, le informan de que la malvada Nigreda lidera una rebelión contra los mortales, cuyo objetivo es conquistar el mundo. Como portadora del mágico Azoth, sólo Dixie puede detenerla. Esta continuación de la entretenida ‘Papá, soy una zombi’ se ve gravemente lastrada por una animación 2D demasiado limitada y, sobre todo, por un guion enormemente fragmentado y confuso, que casi nunca entrelaza bien la tragicomedia juvenil con la trama de terror, ambas, bastante convencionales. Además, esta vez se acentúa el etéreo paganismo —muy Halloween— de sus propuestas de fondo, por lo demás positivas en su elogio de la amistad y el sentido del sacrificio.



20.000 DÍAS EN LA TIERRA (‘20,000 Days on Earth’)

Director: Iain Forsyth y Jane Pollard. Actores: Nick Cave, Warren Ellis, Ray Winstone y Kylie Minogue. Falso documental. Jóvenes-adultos. 97 min. (6).

Esta singular película ganó el Premio a la mejor dirección de documental en el Festival de Sundance 2014. En ella, los artistas y cineastas ingleses Iain Forsyth y Jane Pollard (‘Run for Me’) —célebres, sobre todo, en el ámbito del vídeo-arte— combinan drama y realidad para recrear 24 horas ficticias en la vida de Nick Cave, el famoso músico australiano afincado en Brighton. Lo mejor del filme son las minimalistas, sombrías, eclécticas e hipnóticas canciones de Nick Cave & The Bad Seeds, la banda que creó en 1983. Cabe elogiar también la sensacional planificación de Forsyth y Pollard, la espléndida fotografía de Erik Wilson y algunos originales recursos narrativos, como las conversaciones de Cave en su coche con famosos como el actor londinense Ray Winstone, el músico alemán Blixa Bargeld o la cantante australiana Kylie Minogue. Mucho menos interés tienen las peroratas que Cave mantiene con el psicoanalista británico Darian Leader, con su amigo y compatriota el músico Warren Ellis o con sus diversos colaboradores. De esos pasajes sólo cabe destacar algunas ideas sugestivas sobre el proceso creativo de Cave; el resto es un caótico batiburrillo de psicologismo epidérmico, hedonismo supuestamente controlado y difusa espiritualidad. Eso sí, el desgarbado músico lo expone con respeto hacia la religión cristiana y con una voz y una actitud tan cautivadoras y aparentemente sinceras, que suavizan en buena medida el tedio y la perplejidad que deberían provocar en el espectador, iniciado o no.



EL AMOR ES EXTRAÑO (‘Love Is Strange’)

Director: Ira Sachs. Actores: John Lithgow, Alfred Molina, Marisa Tomei, Darren Burrows, Charlie Tahan y Cheyenne Jackson. Drama. Adultos. 98 min. (4,5).

En 2011, nada más legalizarse en Nueva York el matrimonio entre personas del mismo sexo, Ben y George, que llevan 39 años viviendo juntos, deciden casarse. El estadounidense Ira Sachs (‘El juego del matrimonio’, ‘Keep the Lights On’) prosigue su particular cruzada a favor de la ideología de género, aplicando otra vez las normas del melodrama clásico y atemperando su habitual tono panfletario y obsceno. Estos esfuerzos, unidos a las buenas interpretaciones de todo el reparto —sobre todo de John Lithgow y Alfred Molina—, permiten ver la película sin demasiados sobresaltos, pero no logran ocultar sus muchas fragilidades narrativas —con varias situaciones forzadas y tramas que se quedan en nada—, sus muchos recursos sensibleros —que serían duramente criticados en otros filmes no comprometidos con la causa— y sus diversos trazos gruesos, sobre todo respecto a la Iglesia católica. Además, como en otras de sus películas, el guion padece un desarrollo bastante tedioso y, a ratos, un cargante tono intelectualoide. Eso sí, la selección de canciones de su banda sonora es muy buena.




LOS NIÑOS DEL CURA (‘Svecenikova djeca’)

Director: Vinko Bresan. Actores: Kresimir Mikic, Niksa Butijer, Marija Skaricic y Drazen Kuhn. Tragicomedia. Adultos. 93 min. (3,5).

Don Fabián es un cura joven recién llegado a una pequeña isla del Adriático. Para fomentar la natalidad en la isla, se compincha con un quiosquero calzonazos y con un farmacéutico ultranacionalista, y pincha con una aguja, antes de su venta, todos los preservativos que vende el primero y cambia por vitaminas las píldoras anticonceptivas que vende el segundo. Da la impresión de que la principal finalidad de esta gruesa tragicomedia del croata Vinko Bresan (‘Marsal’) es arremeter contra la Iglesia católica, y concretamente, ridiculizar su moral — especialmente en materia sexual—, denunciar la supuesta corrupción generalizada de su jerarquía —con particular insistencia en la pedofilia, el amancebamiento y el afán de riquezas— y presentar el secreto sacramental de la Confesión como un medio deplorable de sostener tanta hipocresía. No esta mal rodada, y sus histriónicas interpretaciones se ajustan bien al tono disparatado y zafio del relato. Pero esas cualidades no compensan ni de lejos su agresividad anticatólica ni su mezquina apología del individualismo hedonista e hipersexualizado que domina en Occidente.



FRENCH WOMEN (‘Sous les jupes des filles’)

Director: Audrey Dana. Actores: Isabelle Adjani, Alice Belaïdi, Laetitia Casta, Audrey Dana, Julie Ferrier, Audrey Fleurot, Marina Hands, Géraldine Nakache, Vanessa Paradis, Alice Gaglioni y Sylvie Testud. Tragicomedia. Adultos. 116 min. (3).

A pesar de su apabullante reparto —que reúne a muchas de las mejores actrices francesas—, resulta insufrible esta supuesta comedia, con la que debuta como directora y guionista la actriz francesa Audrey Dana. Sin orden ni concierto entrelaza las paranoias e histerias de once mujeres muy diferentes, aunque todas ellas obsesionadas con el sexo y afectivamente frágiles. El tono es tosco, frívolo y a menudo obsceno, con abundante propaganda de la ideología de género, aunque en realidad no se sabe cuál es el punto de vista del guion, pues no tiene. Además, la puesta en escena y el montaje son confusos y descuidados.


Lo más visto