También en directo
Ahora en vídeo
TOROS | 24ª de San Isidro

Contra la zozobra, Alberto Aguilar

El diestro Alberto Aguilar cortó la única oreja del festejo de este domingo en Las Ventas por una actuación maciza y firme. El resto de la corrida fue una sucesión de toros mansos y parados de hasta tres hierros. Sebastián Ritter escuchó los tres avisos en el sexto.
Alberto Aguilar ha paseado la única oreja este domingo en...

De 

Cuando todo el mundo apostaba ya por otro domingo de zozobra en Las Ventas, Alberto Aguilar salió al rescate de la tarde y para poner argumentos de peso a su primera actuación en esta Feria de San Isidro. El madrileño supo entender al quinto toro de Montealto, un animal hecho cuesta arriba al que le costaba humillar pero al que Aguilar templó como premisa para que no se aburriese en sus embestidas. Muy entregado, Alberto fue construyendo una labor inteligente, templada, sin apretar mucho al toro para que le durase, rematando con unos estupendos pases de pecho cada tanda y dando los tiempos que necesitaba el toro entre tanda y tanda. Además, cuando el toro fue reduciendo revoluciones le atacó más en corto para terminar de exprimirlo. Torerísimos los doblones que surgieron como epílogo a esas últimas tandas. Y faltaba lo más difícil, meter la espada por la altura del toro y la escasa talla del torero en comparación. Se tiró con todo el torero y la espada viajó entera, algo desprendida, pero mortal de necesidad. La oreja, merecida, cayó por mayoría aplastante.Fue la única actuación relevante de un festejo que siguió la tónica de los otros tres domingos de San Isidro. Festejos planos, de saldo ganadero, de baile de corrales. Vulgaridad en estado puro. La corrida de Montealto quedó reducida a tres toros. Cinco de inicio que quedaron reducidos en terna por distintos contratiempos. Pero ni los titulares ni los de Julio de la Puerta ni otro sobrero de El Ventorrillo tuvieron algo parecido a la casta que se necesita para emocionar.Mal comenzó la corrida. El colorado que abría la corrida de Montealto se partía un pitón al derrotar contra el burladero que separa el Seis y el Siete. Moquero verde y El Capea que venía a matar la corrida del hierro madrileño veía como entre sobrero y remiendo, su lote sería de Julio de la Puerta. El sobrero, sin ser nada del otro mundo, se dejó en el último tercio. El salmantino se mostró solvente, un punto atacado y brusco en los toques, pero sin terminar de conectar con los tendidos. El otro toro de Julio de la Puerta reservado para El Capea tampoco dio opciones al torero charro. Ancho de sienes y astifino, se venía con tranco cuando El Capea le dio distancia pero acortaba su viaje a partir del segundo muletazo. Complicado para ligar y para llegar al tendido. Se dejó media vida el segundo toro del festejo en el caballo. Derribó con poder en el segundo encuentro y se enceló con el caballo. Minutos en vano intentando arrancar del peto al toro. Después el animal sólo duró una tanda en el último tercio. Se puso Alberto Aguilar en su primera faena con voluntad. Pero el toro había echado la persiana y optó por abreviar.Tras el saludo capotero de Sebastián Ritter, el toro de Montealto se descoordinó. Mala pata y Florito y sus berrendos a trabajar una vez más. Corrió turno el colombiano, que vio salir otro animal del hierro titular. Un punto bastito, el toro apuntó buena condición en los albores de la faena de muleta. Corrió la mano Ritter con temple por el pitón derecho. Pero después, llegó el apagón y el toro se parón sin remisión alguna. Se quiso pegar el arrimón el torero, pero el toro ya no valía ni para eso. El sexto fue un sobrero de El Ventorrillo anunciado el día de la suspensión por los percances de Mora, Nazaré y Fortes. El del hierro toledano fue un animal deslucido que se movió sin clase ni ritmo. Ritter volvió a abusar de la distancia corta, donde más protestaba el toro. Los banderazos y la falta de temple fueron la tónica de una faena sin relieve. El fallo continuado con el descabello le jugó una mala pasada y terminó por escuchar el tercer aviso justo cuando atronaba al toro. Mal colofón para una tarde gris del torero colombiano. FICHA DEL FESTEJO Madrid, domingo 1 de junio de 2014. 24ª de Feria. Dos tercios de plaza. Tres toros de Montealto, desiguales de presentación, mansos y de poco juego, manejable el 5º; dos de Julio de la Puerta, el 1º como sobrero y de juego manejable y el 4º, descastado y parado. Un sobrero de El Ventorrillo (6º bis al correrse turno), bien presentado y de juego deslucido. El Capea, silencio tras aviso y silencio. Alberto Aguilar, silencio y oreja. Sebastián Ritter, que sustituía a Paco Ureña, silencio y pitos tras tres avisos.

Lo más visto