Los obispos catalanes piden al nuevo Govern una "mejor sensibilidad" hacia las escuelas cristianas

Los prelados han pedido a las diócesis que se hagan eco de la petición del patriarca caldeo de Irak de pedir a todos los cristianos una oración por el viaje del Papa Francisco

Tiempo de lectura: 2’

Los obispos catalanes han expresado su "preocupación" por la nueva ley de Educación en España (LOMLOE), que entró en vigor el pasado 19 de enero, y piden al nuevo gobierno catalán que se conforme que tenga una "mejor sensibilidad" hacia las escuelas cristianas.

Todos los obispos de Cataluña, que forman la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET), han celebrado una reunión telemática, en la que también ha participado Rafael Muñoz, delegado diocesano de enseñanza del arzobispado de Tarragona, que ha expuesto la situación actual de la enseñanza de la religión católica en la escuela, sobre todo a partir de la aprobación de la LOMLOE, ley orgánica de educación vigente en España desde el 19 de enero de 2021.

Los obispos han expresado su "preocupación" porque "esta ley haya nacido sin un pacto de educación precedente que comporte un consenso social y político" y han lamentado que recoja "posicionamientos adversos al hecho religioso y su presencia en la vida de la escuela".

ctv-p05-obispos-reunion

Según ha informado la Conferencia Episcopal Tarraconense en un comunicado, los prelados consideran que "hay que seguir trabajando para mejorar su aplicación de forma que garantice el derecho de las familias a la enseñanza religiosa de sus hijos y a la vez asegure una enseñanza de calidad para todos".

Asimismo confían en que el nuevo gobierno de Cataluña "tenga una mejor sensibilidad hacia la enseñanza de la religión y hacia las escuelas de iniciativa social, entre ellas las que forman parte de la Escuela Cristiana de Cataluña".

Durante la reunión, los obispos han tratado también sobre la importancia de los medios de comunicación de las iglesias diocesanas y sobre la necesidad de trabajar "cada vez más coordinadamente con nuevas iniciativas".

En esta reunión, en la que ha participado por primera vez el nuevo obispo auxiliar de Barcelona, Javier Vilanova, los obispos le han encargado el acompañamiento de algunas áreas de pastoral social y pastoral penitenciaria en el ámbito de la Tarraconense, que hasta ahora ejercía el cardenal Juan José Omella.

Los obispos también han pedido que las diócesis catalanas se hagan eco de la petición del patriarca caldeo de Irak, el cardenal Louis Raphaël I Sako, de pedir a todos los cristianos una oración para que todo vaya bien en el viaje del papa Francisco a Irak, previsto del 5 al 8 de marzo, "con la súplica de que el Espíritu Santo venga a sostener y alumbrar sus gestos y palabras durante el viaje, tocando también el corazón de todos aquellos que lo encontrarán y lo escucharán durante la visita apostólica".

Religión