El truco imbatible con el que las croquetas no se abrirán al freírlas: un rebozado perfecto

El programa Bendito Paladar presentado por las hermanas Sor Liliana y Sor Beatriz nos regala la receta de las mejores croquetas caseras que podemos hacer en casa

Tiempo de lectura: 2’

Las croquetas son uno de los platos estrella de la gastronomía española y una de sus ventajas es que puedes hacerlas prácticamente con cualquier ingrediente: con jamón serrano, con queso, con atún, con restos de cocido, con restos de pollo asado, con merluza o pescado blanco…

Hacer croquetas caseras es bastante fácil, y una vez que cojáis el truco os resultará muy divertido probar las diferentes variaciones y sabores. En Aleluya te enseñamos a hacer unas croquetas caseras de pollo a través delprograma Bendito Paladar presentado por las hermanas Sor Liliana y Sor Beatriz.


ctv-c2z-croquetas-cocido


El primer paso, calentar el aceite para freir el pollo

El primer paso, como explican muy bien las dos hermanas religiosas, es poner la sartén en el fuego y empezar a calentar el aceite para freír los filetes de pollo. Posteriormente llega el momento de picar los filetes para que podamos hacer la bechamel.

En otra sartén se echan cuatro cucharadas del aceite que ya hemos utilizado antes para freír los filetes de pollo y, cuando esté un poco caliente se aparta la sartén y se van echando cinco cucharadas de harina a la sartén, moviéndola hasta que se vea que se hace masa.


ctv-qcr-croquetas-pollo


El secreto para que las croquetas no se te deshagan

Lo importante, afirma Sor Beatriz, "es que la harina no se quede empapada de aceite por qué después para freírlas las croquetas se pueden deshacer". A continuación, se echa la carne picada, se le da unas vueltas y se echa 850 ml de leche. No hay que versar toda la leche de golpe, sino que lo vamos incorporando poco a poco y seguimos dando vueltas a la carne.

Se pone nuevamente la sartén en el fuego flojo y se añade la leche poco a poco; sin parar de mover la masa hasta que esté cocida y consistente. Se deja cociendo en la sartén sin parar de moverla hasta que se espese. Sor Beatriz recomienda no “echar mucho aceite por qué si echas mucho, luego al freír las croquetas se deshacen”. Lo vamos calentando a fuego bajo “si no, se puede quemar”.



Es importante removerla durante 3 o 4 minutos para que se tueste la harina y las croquetas no sepan a harina cruda. Una vez espesa la bechamel, se vacía en una fuente y se deja enfriar fuera de la nevera durante una hora aproximadamente. Después, se mete en la nevera unas dos horas como mínimo, tapándola con papel film para que no se seque. Esto hasta que la masa se enfríe del todo y quede bien espesa.

Como se puede ver en el video, las dos hermanas recuerdan que las croquetas se pueden hacer con los ingredientes que uno quiere, de pescado, de huevo, de pollo, de arroz o de patatas como recuerda Sor Beatriz.

Con la ayuda de dos cucharas, moldeamos las croquetas

Cuando ya se tiene terminada la masa y le hemos echado sal, puede empezar a preparar las croquetas pasándolas por miga de pan.

Con mucho cuidado y con la ayuda de dos cucharas, una en cada mano, se van formando y moldeando las croquetas del tamaño de la cuchara más o menos. Se fríen en bastante aceite caliente, que las cubra. Se les da la vuelta con cuidado porque se pueden quemar muy rápido. Cuando se ponen doradas se sacan y se ponen a escurrir sobre papel de cocina.

Religión