Boletín

Una religiosa y una consagrada dan claves sobre el papel de la Iglesia en el continente digital

Xiskya Valladares, la monja de Twitter, y Paulina Núñez, responsable de redes del Regnum Christi, analizan "Iglesia" e "Internet" en clave de oportunidad

Xiskya Valladares y Paulina Núñez, mujeres de Iglesia comprometidas con la evangelización en Internet

Xiskya Valladares y Paulina Núñez, mujeres de Iglesia comprometidas con la evangelización en Internet 

Pablo Valentín-Gamazo
@pabblovg

Redactor cope.es

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:26

Si Dios tuviese perfil de Twitter, ¿qué Tweet tendría fijado en el timeline? Xiskya Valladares, más conocida por ser @xiskya o la monja tuitera, asegura que sería "corto y directo". Algo así como: "Mira cuánto te he amado, que he dado la vida". Además, la religiosa de Pureza de María matiza que el mensaje aparecería "con emoticonos y GIFs"Paulina Núñezconsagrada del Regnum Christi y responsable de las redes sociales del movimiento en España, apuesta por un: "Te dije que te quiero, que no se te olvide"

Xiskya y Paulina son personas distintas, una religiosa y una laica consagrada, de realidades distintas, pero también tienen mucho en común. La Iglesia, Cristo, la evangelización y, todo junto, en las redes sociales y en el mundo digital.

Xiskya Valladares y el sacerdote youtuber Daniel Pajuelo - o @smdani - llevan a cabo cada año la iniciativa iMisión. Los objetivos de este congreso son ayudar a instituciones religiosas en el ámbito digital y tecnológico, formarse en esa área y también reunirse con otras personas que, como ellos, sienten la vocación de ser misioneros digitales.  

Y es que, como recuerda Paulina, "Internet es un continente por evangelizar". Ambas repasan en Religión COPE algunas claves para entender la relación de la Iglesia y las redes sociales

La Iglesia, ¿al día con las redes sociales y la digitalización? 

La religiosa es la primera en responder a esta pregunta con un "sí", con algún matiz. Se refiere a que el trabajo teórico de la Iglesia sobre el reto de la evangelización digital existe desde el Papa San Pablo VI en adelante. Sin embargo, sí reconoce que las iglesias locales tienen que ponerse al día en las cuestiones prácticas. 

"A nivel vaticano no vamos tarde. Todavía hay diócesis y catedrales sin web y hay muchos que tienen miedo, o incluso demonizan a las redes sociales", explica. 

Por su parte, Paulina Núñez expone un contexto de "muchas prioridades simultáneas". No obstante, para ella "es casi más importante el interés" que está mostrando la Iglesia en acercarse de lleno a este mundo "que las directrices". 

De hecho, la consagrada del RC destaca la labor de Xiskya y Daniel e iMisión de querer formar en redes sociales y comunicación a otras realidades de la Iglesia. "Ellos - Xiskya y Daniel - no ganan nada con esto, excepto trabajo", valora. 

Ideas claras: es dar el mejor mensaje del mundo, no sólo comunicados de prensa

Desde su trayectoria y recorrido profesional y experiencial en comunicación de Iglesia, las dos mujeres coinciden en que Internet es sinónimo de oportunidad para la Iglesia. Es por eso por lo que Núñez asegura que "no es dar comunicados de prensa constantemente". Es más que eso. Para ella, entran en juego otras palabras como "informar", "comunicar" y "compartir". 

Xisky habla de "actualización total"...pero con el mismo mensaje. Esa puesta a punto se traduce en las plataformas, los lenguajes, los formatos "para que la sociedad nos pueda entender"...y en "estar". De no hacerlo, "tendremos una perla preciosa - el Evangelio - que no hemos sabido vender"

También están de acuerdo en que Internet es un "ámbito de encuentro" más que una herramienta. Así, Núñez defiende que "comunicación" e "Iglesia" no son sinónimos de "ser sólo portavoces para vender la moto o portar malas noticias". Valladares insiste en que el Evangelio es "el mejor contenido que tenemos" y que sigue siendo actual y universal. El punto está entonces, según la religiosa, en "saber actualizarlo sin contaminarlo con contenidos que no son propios". 

Sobre la presencia o no de la Iglesia en Internet, la consagrada recurre a un ejemplo. "Si el ejército tiene divisiones para tierra, mar, aire y el ciberespacio, eso también es una realidad humana y es un continente a evangelizar". El crecimiento de la Iglesia continúa en ese sentido: "No es sólo a nivel de contenidos, sino a nivel de pastoral, de estar y atender a las personas", afirma. 

Ni "a la defensiva", ni "postureo"

Xiskya recurre al Evangelio para ver que el continente digital necesita "sal, levadura y luz" tanto como los otros cinco. Considera que "el corazón del mundo" se encuentra en las redes sociales, la digitalización y la tecnología. Allí es donde está la gente y ella lo acoge como "un envío que nos hace la Iglesia: estar al lado de la gente y tender puentes"

Entiende que pueda haber críticas porque haya monjas que tuitean o curas que también son influencers. A ellos les responde que "no se puede salvar el mundo sin darle la mano"

Parte de esa mano tendida es la atención a las víctimas de abusos en la Iglesia. Parte de ese estar cerca se encuentra, para Xiskya, en ser empáticos. De hecho, no recomienda lo contrario. "No podemos ponernos a la defensiva. Es el momento de ponernos de parte de la víctima, de escuchar, de atender y de acompañar", subraya.

Otra de las críticas que se les puede achacar pasa por modernizarse en exceso, ceder al "postureo". Paulina reflexiona y contesta a quienes piensan, por ejemplo, que un sacerdote se rebaja por tener un canal de YouTube. "Nosotros somos la religión de un Dios que se rebaja encarnándose", es decir, haciéndose como uno de nosotros. 

Las dos invitan a la Iglesia y a Internet a estar muy atentos el próximo jueves, porque "están tejiendo hilos" para poder enriquecer la presentación la Memoria Anual de Actividades de la Iglesia desde el continente digital.

Cursos para instituciones religiosas

Desde iMisión se vela por la formación de las instituciones y realidades de la Iglesia a cualquier nivel. Por eso, Xiskya recuerda los cursos Conecta Pro y Conecta Light del próximo mes de septiembre, a los que invita a todo el que lo desee. 

La opción light está destinada a "personas que no dominan a nivel de usuario las redes sociales" con vocación de querer ser misioneros digitales. Para los más experimentados, ofrece el curso Conecta Pro. Esta versión consiste en módulos separados en los que las personas que ya tienen experiencia en redes pueden elegir módulos a la carta. Herramientas digitales, marca personal, crear un social media plan o monetizar las redes sociales para una institución sin ánimo de lucro son algunos de sus contenidos.