El ingrediente que tienes que añadir a la salsa de las albóndigas para que queden muy sabrosas

Las albóndigas es uno de los platos más tradicionales en la gastronomía española

Tiempo de lectura: 2’

Las albóndigas es uno de los platos estrella en la gastronomía española, especialmente en nuestros hogares. Un plato del que no se debe abusar, ya que la mayoría de los ‘cocineros’ lo elaboran con carne roja, de la que no conviene abusar. Además, para muchos es difícil renunciar a las patatas fritas como acompañante. No obstante, en los últimos años son muchos los que optan por hacerla con carne vacuna o de pollo, al ser más sano.

Sin duda, el sabor sabroso de la salsa es la clave para que las albóndigas sea la comida favorita de mucha gente. En Aleluya te enseñamos a hacer unas albóndigas con salsa agridulce a través del vídeo publicado hace un tiempo por la Hermana Bernarda, que presentaba el programa ‘Saladas Tentaciones’en Argentina, donde la variedad de carnes es muy grande.

ctv-ekd-albon-33

El primer paso es elaborar la salsa agridulce

El primer paso que recomienda la religiosa y experta cocinera es calentar el aceite (unas cuatro cucharadas) y agregar una cebolla en la olla. Posteriormente, añadimos a la cebolla dos cucharadas de miel y otras tres de azúcar moreno para darle ese toque dulzón y que potencia su sabor.

Tenemos que mezclar estos ingredientes con el azúcar hasta que se forme una especie de almíbar. Una vez hemos llegado a este punto, es el momento de incluir el tomate pelado y sin la semilla. Se remueve todo muy bien. Para concluir la elaboración de la salsa, podemos añadir una cucharada de salsa de soja y otras cuatro de vinagre.



A continuación, hemos de agregar una cucharada de fécula de maíz bien disuelta para que no haga ‘grumitos’. Acto seguido incluimos media taza de agua a la olla donde estamos elaborando la salsa que acompañará a las albóndigas. Finalmente, se le echa sal y pimienta. Una vez están todos los ingredientes en la olla, lo dejamos cocinar unos diez minutos aproximadamente, a fuego más bien lento.

Mientras se cocina la salsa, doramos las albóndigas

En ese intervalo de tiempo, podemos hacer las albóndigas. Para ello, emplearemos medio kilo de carne picada. Como comentamos anteriormente, hemos de intentar que no sea una carne muy grasa, ya que no es recomendable para mantener la línea.

A la carne picada sumamos una cucharada de perejil picado y de harina, además de dos de salsa de tomate, un huevo, sal y pimienta. Una vez concluido el proceso, amasamos bien la carne. Podemos optar por mitad carne de cerdo y otra mitad vacuna. Le damos forma de pelota a la masa con ayuda de la harina. Finalmente, se añade a una sartén con abundante aceite caliente para que se doren.

ctv-nrh-albon-22

El último paso: mezclar las albóndigas con la salsa en la olla

Una vez se hayan dorado las albóndigas, trasladamos la salsa a la olla junto a la salsa, para removerlo bien todo junto por un periodo de diez minutos. Como verán, un plato sencillo que no conlleva mucho tiempo de elaboración y que nos ha traído la hermana Bernarda, una religiosa de las Hermanas de Santa Cruz, una congregación de monjas suizas instaladas en el barrio de Belgrano en Buenos Aires, Argentina.

Religión