Ligue 1 | 14ª jornada

El PSG da un golpe de autoridad ante el Mónaco

RESULTADOS: Saint-Etienne, 2 - Estrasburgo, 2; Rennes, 2 - Nantes, 1; Caen, 1 - Burdeos, 0; Dijon, 3 - Toulouse, 1; Metz, 0 - Amiens, 2; Montpellier, 3 - Lille, 0; Troyes, 3 - Angers, 0; Niza, 0 - Lyon, 5; Marsella, 1 - Guingamp, 0; Mónaco, 1 - Paris Saint Germain, 2.

Soccer Football - Ligue 1 - AS Monaco vs Paris St Germain - Stade Louis II, Monaco - November 26, 2017 Paris Saint-Germainâ??s Neymar celebrates scoring their second goal with team mates REUTERS/Eric Gaillard ERIC GAILLARD Reuters

El París Saint Germain propinó un golpe de autoridad en la Ligue 1 y ganó en el estadio Luis II al Mónaco (1-2), que perdió la segunda plaza en la clasificación en beneficio del Lyon y que se distancia en nueve puntos del liderato.

El cuadro de Unai Emery se mostró superior a su adversario, notablemente superado en diversos momentos del choque aunque al final recuperó sus opciones con el tanto de Moutinho y recurrió a la fe para intentar enmendar el partido.

El París Saint Germain encauzó su cuarta victoria seguida a los nueve minutos en una triangulación que inició Adrien Rabiot, que prolongó el alemán Julian Draxler para asistir al uruguayo Edinson Cavani, que envió la pelota a la red.

El gol del sudamericano, el decimosexto en la Ligue 1, dejó tocado al Mónaco y alentó a los visitantes. Neymar pudo marcar el segundo pero su disparo pegó en el poste. Y después, el brasileño Jemerson sacó bajo palos un tiro de Kylian Mbappé, que se enfrentaba a su exequipo.

El segundo gol llegó en el minuto 52 y fue de penalti, indicado al maliense Almany Touré, que agarró a Neymar. El exjugador del Barcelona fue el encargado de lanzarlo. No hubo dudas. Dejó claro que los tiros desde los once metros son cosa suya.

No falló Neymar que amplió la ventaja parisina. El Mónaco se mostró impotente e incapaz de reaccionar. Sin embargo, se metió de nuevo en el partido gracias a una acción a balón parado. Al borde del área. El portugués Joao Moutinho lanzó a puerta pero la pelota rebotó en Mbappé, confundió al meta Areola y alcanzó la red.

Aún así, no dio la sensación el Mónaco de confiar en la igualada. El triunfo parisino pudo ser mayor, pero sus acciones de ataque carecieron de acierto. El Paris Saint Germain amplía a nueve su renta en el liderato.

El Saint Etienne fue incapaz de sacar los tres puntos en su campo, el Geoffroy-Guichard, en la visita del antepenúltimo, el Estrasburgo (2-2), y amplió a cinco su racha de encuentros sin ganar.

El choque adelantado al viernes de la decimocuarta jornada de la Liga de Francia no sirvió para sacar a los 'verdes' de su crisis. La llegada del nuevo técnico, Julien Sable, que semanas atrás sustituyó al español Oscar García, no ha cambiado su panorama.

El Rennes acentuó el declive del Nantes y, liderado por el tunecino Wahbi Khazri, logró los tres puntos en la decimocuarta jornada de la Liga de Francia, en la que el Lille, sin Marcelo Bielsa, salió malparado de su visita a Montpellier (3-0).

A la espera del gran choque de la sesión, prevista para el domingo en el estadio Luis II entre el Mónaco y el Paris Saint Germain, los dos primeros de la clasificación, el Caen y el Montpellier salieron reforzados del sábado.

El Nantes, uno de los equipos revelación en el arranque del curso, volvió a perder. Cayó en Rennes (2-1), que se llevó los tres puntos con un doblete de Khazri. Abrió el marcador en el 51. Un minuto después el equipo visitante se quedó con un jugador menos por la expulsión de Nicolas Pallois.

Aun así, el conjunto del italiano Claudio Rainieri empató gracias a un penalti transformado por el argentino Emiliano Sala en el 73. Pero a dos del final, Khazri apareció de nuevo para dar la victoria al Rennes y provocar la tercera derrota en cuatro partidos del Nantes.

El Lille salió dañado de la sesión. Sin Marcelo Bielsa, 'provisionalmente suspendido', encajó en Montpellier su segunda derrota seguida para quedar anclado en la penúltima plaza de la tabla, en situación de descenso.

El Montpellier, que llevaba dos sin ganar, aprovechó las dudas de su rival y en media hora solucionó el compromiso. Jerome Roussillon abrió el marcador en el 4; el marfileño Giovani Sio lo amplió en el 26 y el chadiano Casimir Ninga lo redondeó en el 31.

Solo tiene por detrás el Lille al Metz, colista. Hundido con solo cuatro puntos padeció su duodécima derrota con la visita del Amiens (0-2), que prolongó su buena línea.

El senegalés Moussa Konate, en el 29 y el sudafricano Bongani Zungu, pasada la hora de partido, propiciaron la nueva victoria local.

El Dijon se impuso con solvencia al Toulouse y subrayó su mejoría (3-1). Cuatro triunfos en los cinco encuentros recientes le han apartado de la parte baja. El Toulouse fue contracorriente desde que Max Gradel falló un penalti a los nueve minutos. Después, el gol del surcoreano Chang Hoon Kwon al borde del intermedio facilitó la tarea local.

El portugués Xeka, en el 57 y Wesley Said, en el 64, sentenciaron el choque, maquillado para los visitantes con el tanto de Andy Delort en el 72.

El Troyes rentabilizó los malos tiempos del Angers para reencontrarse con la victoria a domicilio (0-3). Saif-Eddine Khaoui, el surcoreano Hyun-Jun Suk, en el tiempo añadido de la primera parte, junto al autogol de Romain Thomas firmaron el éxito del Troyes.

Finalmente, un gol del croata Ivan Santini dio los tres puntos al Caen y dejó en evidencia al Burdeos, que no gana desde el 23 de septiembre y que acumula siete encuentros sin lograr la victoria.

El Lyon, que empató ante el Montpellier la pasada jornada, retomó su buena línea y se reencontró con el triunfo a costa del Niza (0-5), el pasado año aspirante al título y ahora en puestos de descenso de la Liga de Francia.

El Marsella logró su octava victoria en la Ligue 1 tras vencer al Guingamp (1-0) para asentarse en la parte alta de la tabla, que domina el París Saint Germain.

El conjunto marsellés, que parecer haber puesto fin a la etapa sombría de los últimos años, más cerca de los lugares de descenso que de las alturas de la clasificación, no pierde en la Liga desde el 10 de septiembre pasado, contra el Rennes.