Aplazada la moción de censura

Villar se presenta en la comida de Navidad de la RFEF

Los miembros de la RFEF que participaban en la tradicional comida de Navidad se han llevado la sorpresa de ver en la Ciudad del Fútbol a Ángel María Villar, al que Juan Luis Larrea había pedido que dejara de acercarse allí por las situaciones incómodas que creaba.

Ángel María Villar, expresidente de la RFEF

Pese a la solicitud de Juan Luis Larrea de que dejara de acercarse a la sede en Las Rozas de la RFEF para evitar situaciones incómodas, Ángel María Villar ha vuelto a incumplir la petición del actual presidente de la Federación Española.

Villar ha ignorado dicha petición y este miércoles ha aprovechado la tradicional comida de Navidad de los miembros de la RFEF en la Ciudad del Fútbol para pasarse por allí ante la sorpresa de todos.

Antes de la comida, la Junta Directiva de la Federación Española de Fútbol (RFEF) acordó aplazar sin fecha la Asamblea General que debe votar la moción de censura promovida por Luis Rubiales y que iba a ser el 16 de enero, ya que fijó el 29 de ese mes como fecha para las elecciones parciales a las vacantes en la misma.

"El Presidente de la RFEF, previa conformidad de la Junta Directiva, acuerda aplazar la celebración de la Asamblea General en sesión extraordinaria inicialmente fijada para el día 16 de enero de 2017, a la fecha que se determinará una vez que la Asamblea General se encuentre totalmente constituida", informó la RFEF.

En un comunicado, este organismo señaló que esta decisión responde a "garantizar la correcta constitución de la Asamblea General, los derechos de los promotores de la moción de censura y el derecho de defensa del Presidente de la RFEF".