Buscan a un joven de 19 años que desapareció en el Monte Gorbea (Vizcaya)

EFE

La Ertraintza busca pistas en varias zonas, entre ellas en el pantano alavés de Urrunaga, sobre el paradero de un joven montañero de 19 años que desapareció el pasado sábado en el monte Gorbea, una búsqueda que ha movilizado a cientos de efectivos de servicios de emergencia y voluntarios.

El joven Jon Bárcena, natural de Berriz (Bizkaia), desapareció el 30 de diciembre cuando, tras sentirse indispuesto en un momento en el que ascendía el monte Gorbea desde la parte alavesa con un grupo de amigos, se dio la vuelta mientras sus compañeros continuaban la marcha.

Más tarde los amigos dieron la voz de alarma al no localizar a Bárcena donde habían dejado el coche, en la cantera de Murua, por lo que desde el día siguiente se le ha buscado en distintas zonas del Gorbea sin encontrarse ningún rastro de su paradero.

El operativo de búsqueda, en el que han llegado a participar hasta 600 personas entre efectivos de emergencias y voluntarios, se ha reanudado a primeras horas de este miércoles, pero poco después se ha desactivado al encontrarse "indicios" de que el joven no se encuentra en este monte.

Fuentes de la investigación han explicado que esos "indicios" se refieren a que se han localizado en el entorno del municipio alavés de Legutio, próximo al Gorbea y al citado pantano, algunos objetos personales del joven, como su cartera y unas llaves.

Además, otras fuentes policiales han precisado que, al parecer, el joven podría haber sido visto en una zona entre las localidades vizcaínas de Durango y Berriz.

Están abiertas "todas las hipótesis" en este caso

Ante esta nuevas pruebas, la Ertzaintza ha reorientado la investigación, que ha pasado a ser "estrictamente" policial, y ahora está buscando pistas del joven en varias zonas del entorno del municipio de Legutio, incluido el pantano de Urrunaga.

Por el momento están abiertas "todas las hipótesis" en este caso, entre ellas que el joven se haya extraviado, haya desaparecido voluntariamente o se haya desorientado.

La Ertzaintza continúa así con todas las líneas de investigación abiertas y seguirá buscando evidencias sobre el paradero del joven en distintos lugares y recabando testimonios de posibles testigos.