En 'Fin de Semana'

Bou: "Las empresas van a seguir saliendo de Cataluña, el 'procés' puede ser eterno"

Jose Bou, presidente de Empresaris de Catalunya y el analista y profesor de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona, Gonzalo Bernardos, aseguran que el 21-D  "ha sido una ocasión perdida para recuperar la estabilidad".

José Bou, presidente Empresarios de Cataluña y Gonzalo Bernardos, analista y consultor

Tags

El presidente de Empresaris de Catalunya, integrada por casi 500 empresarios y directivos, ha vuelto al pesimismo ante los resultados del 21-D y no duda en afirmar que la sociedad catalana ha perdido una gran oportunidad, "las elecciones han sido una ocasión perdida de volver a la normalidad, a la estabilidad, de volver a dar tranquilidad a los mercados".

Jose Bou no duda en que "la ley se va imponer, pero van a volver a las andadas porque la cabra siempre tira al monte, porque el gobierno lo formarán JxCat y Esquerra. Tienen problemas, pero han demostrado que al final siempre se unen, van a llegar a un acuerdo"; en cuanto al papel de la CUP, Bou afirma que "las CUPs no son tan necesarias con abstenerse, vale".

"No me quiero meter en berenjenales", dice el presidente de la asociación de empresarios EC ante el retorno a España de Carles Puigdemont  aún así afirma que "va a ser complicado porque si viene le detendrán".

Pese a todo, para Bou los independentistas no van a cejar en su empeño, "estamos abocados a seguir este 'proceso'" por ello, admite, que entre los empresarios hay "una gran preocupación" porque puede volver a reactivarse la fuga de empresas; señala Jose Bou que los votantes independentistas "no ven las consecuencias; la Cataluña interior que está desinformada porque ve TV3 y escucha Cataluña radio, hay muchos datos  de los que no se enteran y los que se enteran votan tanto con las tripas que dicen que lo que decimos no es verdad, no se creen lo que está pasando" y recuerda la movilización del pasado 21-D para frenar el voto constitucionalista "han sacado a todo el mundo, han ido en ambulancias, en sillas de ruedas, el independentismo es como una religión más que una ideología".

Añade Bou  que "por encima de todo, el nacionalismo es insolidario, el ejemplo lo tenemos en Gerona, su renta per cápita es excelente, los gerundenses tienen una calidad de vida estupenda, y están con que nada les va a afectar. Hay dos cataluñas, la que genera puestos de trabajo y crea riqueza y es donde el nacionalismo gana de calle, y el resto las provinciales son subvencionadas por los que trabajan".

El pesimismo del presidente de los Empresarios catalanes es idéntico al del profesor de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona, analista y consultor inmobiliario, Gonzalo Bernardos, "las empresas van a seguir saliendo porque se teme que el procesó va a ser eterno, y que continúe la inseguridad jurídica".

Señala Bernardos que entre el votante nacionalista "hay gente con un gran capacidad económica que no cree que su situación vaya a cambiar porque hay que recordar que lo que ocurre en la macroeconomía no se refleja en las familias hasta después de un año y cuando les afecte será tarde" además "hay una mentira que se repiten como cosacos que es 'me da igual el nivel de vida, prefiero ser pobre de solemnidad que seguir con España' y lo dicen porque no creen que les vaya a afectar a su economía y siguen votando independentista".

Sentencia Gonzalo Bernardos que "Matrix es un cuento respecto a lo que está sucediendo en Cataluña".