2017 registra la menor cifra de parados de los últimos ocho años

El desempleo sigue reduciéndose en España. El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo bajó el pasado mes de diciembre en 61.500 personas en relación con el mes anterior. En los últimos ocho años, el paro había aumentado de media en 40.922 personas. De esta forma, la cifra total de parados registrados se sitúa ya en 3.412.781 personas, el nivel más bajo de los últimos ocho años en un mes de diciembre.

Respecto a diciembre de 2016 el desempleo se ha reducido en 290.193 personas, lo que sitúa el ritmo de reducción interanual del paro en el 7,84%. Desde los máximos registrados en febrero de 2013, el paro se ha reducido en 1.627.441 personas. Además, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años ha disminuido un 8,88% en 2017. 

En términos acumulados se han realizado 1.929.250 contratos indefinidos en el conjunto de 2017, el mayor dato de la última década. Supone un incremento de 215.988 (12,61%) en relación al año 2016. La contratación indefinida a tiempo completa es la modalidad que más crece, con un incremento del 14,42%. Por su parte, la contratación temporal creció un 7,1%.

Sólo en el mes de diciembre se han contabilizado 131.067 contratos de carácter indefinido, lo que supone un incremento interanual del 7,2% sobre igual mes del año anterior. Por el contrario, la contratación temporal cayó un 3,7% interanual en el pasado mes. El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, ha recordado que, según los datos de la EPA, tres de cada cuatro personas que trabajan en España cuentan con un empleo indefinido. Con los datos de diciembre se encadenan 47 consecutivos meses de aumentos en la contratación indefinida, el periodo más largo de incremento de la contratación indefinida de toda la serie histórica.

CATALUÑA DEJA DE SER PROTAGONISTA EN LA CAÍDA DEL PARO 

El desafío catalán también ha pasado factura en cuestión de empleo. Cataluña ha pasado de ser la segunda comunidad autónoma donde más se redujo el paro en 2016 a ocupar el undécimo puesto al cierre de 2017, según datos del Ministerio de Empleo. En 2016, Cataluña fue, tras La Rioja, la comunidad donde más retrocedió el paro con una bajada del 12,03 por ciento, mientras que al cierre de 2017 el número de desempleados cayó un 7,85 por ciento, lo que coloca a la autonomía en el puesto once detrás de Cantabria, Aragón, Navarra, Galicia, Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León, La Rioja, Extremadura y Comunidad Valenciana.

En cifras absolutas, Cataluña cerró 2016 con 62.023 parados menos mientras que al término de 2017 la bajada en el número de desempleados fue de 35.627.  Si atendemos solo a los datos del último trimestre, el número de desempleados aumentó en 17.665 personas, cifra ocho veces superior a los 2.564 parados registrados en el mismo periodo del año anterior. 

En cuánto a la afiliación a la seguridad social las diferencias no son tan significativas. Si en 2016, Cataluña lideró la ocupación con 119.185 afiliados más a la Seguridad Social, el 3,88 por ciento; al término de 2017 se situó en un segundo lugar, detrás de Madrid, con un aumento de 110.747 ocupados, (el 3,47 por ciento).

BÁÑEZ ASPIRA A LLEGAR A LOS 20 MILLONES DE EMPLEOS

Sobre Cataluña, la ministra de Empleo Fátima Báñez ha lamentado hoy en 'Herrera en COPE' que el desafío separatista catalán haya sido un freno para la economía y para el empleo del país. “En el mismo tiempo que el año pasado se creaban 11.000 empleos en Cataluña, este año se han destruido 2.000. Si no hubiéramos tenido ese problema los datos de paro hubieran sido mejores”, ha señalado. 

Al respecto de los datos generales,  Báñez ha recalcado el esfuerzo que ha hecho la sociedad española y ha asegurado que la cifra, que ha ido creciendo desde 2014 “nos llena de esperanza y anima a las personas que sigue buscando empleo”. Además, ha añadido que es "una buena noticia para nuestras pensiones”. La ministra es optimista y ha considerado que la cifra de paro récord en la historia, situada en el 8%, se podría alcanzar, vencer en los próximos años y llegar a una ocupación por encima del 70%. Para ella, “es muy probable que, si España sigue creciendo al mismo ritmo, por encima del 2,5%, se podría aspirar a la creación de 500.000 puestos nuevos y llegar a la cifra de 20 millones de ocupados, que es nuestro horizonte”.